Almería

Los arquitectos vuelven a la Comisión de Patrimonio Histórico una década después

  • El Colegio profesional recupera su calidad de miembro de este órgano de la Junta en representación de las entidades de defensa de los bienes de interés cultural y sus entornos

El decano de los arquitectos en el Mercado, edificio para el cual el Colegio solicitó la declaración de BIC. El decano de los arquitectos en el Mercado, edificio para el cual el Colegio solicitó la declaración de BIC.

El decano de los arquitectos en el Mercado, edificio para el cual el Colegio solicitó la declaración de BIC. / Javier Alonso

El Colegio Oficial de Arquitectos de Almería (COAA), vuelve a la Comisión de Patrimonio de la Delegación Territorial de Cultura, un órgano encargado de defender los valores históricos y arquitectónicos que atesora la provincia, en representación de los intereses de la sociedad almeriense. Recuperan esta figura una década después y afrontan esta nueva etapa con el compromiso de velar por los inmuebles protegidos y sus entornos con independencia.

Las comisiones de patrimonio histórico en el organigrama andaluz son órganos de carácter consultivo, que sirven de apoyo a la actuación de las delegaciones provinciales. En el caso de Almería, está compuesta, además del presidente y el secretario, por cinco vocales. Son el jefe del departamento de Protección del Patrimonio y un representante de Fomento e Infraestructuras, más otros tres vocales ajenos a la administración: un miembro de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, una persona de reconocido prestigio en materia de patrimonio histórico (Ginés Valera), y un representante de las entidades sociales en defensa del patrimonio histórico. Esta última portavocía es la que ha recuperado el Colegio de Arquitectos, que llevaba más de una década fuera del órgano encargado de velar, entre otras funciones, por la corrección en las intervenciones los en bienes inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bienes de Interés Cultural y sus entornos.

“Durante todos estos años, hemos ido insistiendo en volver a recuperar esa representación y ha sido ahora, con el cambio de gobierno, cuando la Junta de Andalucía ha entendido la conveniencia del Colegio volviera a ostentar esta vocalía”, explica el decano del COAA, José Díaz.

Las conversaciones con la actual delegada territorial de Cultura, Eloísa Cabrera, han cuajado en esta reincorporación, asistiendo ya el Colegio, representado por su decano, a la reunión de la Comisión de Patrimonio en la que fue abordado el destacado proyecto de recuperación de las murallas de la Alcazaba en su lado norte. “Creemos que somos el colectivo adecuado para representar a las entidades almerienses de defensa del patrimonio y es una responsabilidad añadida ante los proyectos, desde los sencillos como puede ser la reforma de una vivienda en entorno BIC hasta proyectos tanto importantes como el que acaba de ser supervisado de la Alcazaba”, valora José Díaz.

Considera el decano que “es un puesto que hay que ejercer con mucha responsabilidad y con conocimiento y con una visión, que creo que podemos aportar los arquitectos, general, tanto urbanística como arquitectónica y patrimonial,una visión complementaria a la de los historiadores y arqueólogos”. El decano ensalza la independencia entre los compromisos del Colegio, que “ha demostrado en los últimos años y décadas su objetividad e imparcialidad. Podemos –añade– aportar una visión limpia e independiente ,y esperamos que la sociedad entienda que están representantes objetivamente en esta institución tan importante que vela por el patrimonio y autoriza las intervenciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios