Educación Especial Educación refuerza en nueve las aulas especializadas en autismo

  • ·La provincia cuenta con un total de 54 aulas TEA.

  • ·En Infantil y Primaria son un total de 271 los alumnos integrados en aulas ordinarias

Alumno con TEA en un aula especializada Alumno con TEA en un aula especializada

Alumno con TEA en un aula especializada / D.A.

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es un trastorno de origen neurobiológico que afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta. Las personas con TEA tienen una serie de necesidades específicas en las distintas etapas educativas en las que es esencial contar con apoyos y recursos específicos que permitan promover una educación especializada, inclusiva y de calidad para el alumnado con TEA.

Para ello la Junta de Andalucía cuenta con las llamadas aulas TEA en los centros públicos. Un recurso que suma en la provincia de Almería un total de 54 aulas especializadas, 9 más que el curso anterior, con 5 alumnos en cada una de ellas. Según los datos facilitados por la Delegación territorial de Educación de la Junta, son un total de 271 los alumnos TEA integrados en aulas ordinarias en los niveles educativos de Infantil y Primaria;118 en Educación Secundaria Obligatoria (ESO);25 alumnos en el Centro Provincial de Educación Especial Princesa Sofía;13 en el Centro Especifico concertado Autismo Almería; 18 alumnos TEA en Bachillerato;22 cursando un Ciclo Formativo de Grado Medio y 6 Grado Superior.

Es fundamental favorecer el desarrollo de una red variada, suficiente y especializada de centros educativos

Asimismo, son un total de 13 los alumnos con TEA matriculados en el Conservatorio. Desde la Federación de Autismo han incidido en que es “imprescindible” avanzar en el desarrollo de la legislación educativa, así como flexibilizar e innovar en la oferta educativa existente, de manera que ésta responda y se ajuste a las necesidades individuales de cada persona con TEA y maximice el éxito educativo, el desarrollo personal y la inclusión social.

También es fundamental favorecer el desarrollo de una red variada, suficiente y especializada de centros educativos , donde se promueva la continuidad de los servicios dedicados al asesoramiento y orientación sobre las alternativas y oportunidades educativas y de participación sociolaboral al finalizar la etapa educativa ordinaria.

Es en este momento cuando cobran especial importancia los programas de capacitación profesional basados en modelos de formación dual, facilitando una formación que proporcione no solo la cualificación técnica, sino también las competencias necesarias para afrontar la vida adulta y desempeñar un puesto de trabajo, mediante prácticas en entornos laborales reales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios