Almería

La basura acumulada en el Barranco del Caballar, en manos de la Fiscalía

  • El Defensor del Pueblo entiende que la competencia es del Ayuntamiento de Almería y, por lo tanto, quien debe hacerse cargo

Basura acumulada en el Barranco del Caballar del barrio de Pescadería. Basura acumulada en el Barranco del Caballar del barrio de Pescadería.

Basura acumulada en el Barranco del Caballar del barrio de Pescadería. / (Almeria)

Si Almería capital tiene un punto negro y ese punto negro puede poner en jaque a todo un barrio, ese es el Barranco del Caballar. Su cauce está lleno de basura y cualquier tormenta que despliegue algo más de agua de lo que es costumbre, podría anegar ciertas zonas de La Chanca-Pescadería. Lo narraba el diario ABC en su edición del viernes 3 de abril de 1970: “La tragedia se ha registrado en el puerto, cerca de la desembocadura de la rambla de La Chanca, donde se ha desbordado el barranco del Caballar. Por la carretera circulaban varios coches, cinco de los cales fueron lanzados al Mediterráneo...”. El subtitulo de la noticia era ‘Hasta ahora se sabe de cuatro muertos y tres desaparecidos’.

El caso es que la suciedad del cauce llega hasta la Fiscalía. IU-LV-CA ha puesto una denuncia en la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente por la acumulación de residuos. “En este tramo de rambla se puede comprobar la preocupación acumulación de residuos, escombros y otras basuras, suponiendo un suponer un riesgo para la propia salubridad pública de los residentes y por la avenida de aguas torrenciales en caso de fuertes lluvias”, explican.

Todo tipo de residuos se acumulan en el cauce. Todo tipo de residuos se acumulan en el cauce.

Todo tipo de residuos se acumulan en el cauce. / (Almeria)

El Defensor del Pueblo Andaluz ha entrado a valorar también el asunto. En su último escrito a la Asociación Sociocultural Pescadería-La Chanca a Mucha Honra explica que según les ha informado la administración autonómica, “se mantuvo una reunión entre ésta y la delegada de Obras Públicas y Servicios Urbanos del Ayuntamiento de Almería quedando establecido, entre ambas administraciones, que los problemas de vertidos sobre el dominio público hidráulico del Barranco del Caballar en suelo no urbanizable serían de competencia de la Delegación Territorial de Agricultura de Almería y los situados sobre suelo urbano serían asumidos por ese Ayuntamiento”.

En consecuencia, según el Defensor, desde la Junta se determinan como competencias que ha de asumir el Ayuntamiento la limpieza de los residuos actualmente depositados sobre el dominio público hidráulico del tramo urbano del barranco. Además, el defensor cita “la adopción de las medidas de vigilancia y defensa para evitar nueva acumulación de residuos urbanos y la aparición de problemas tanto higiénico-sanitarios como de riesgos hidráulicos de obstrucción y derrame asociados a dicha acumulación”.

Y no es cuestión de ser alarmista. La base de todo esto se basa en ser precavidos. Es cierto, los que ensucian son los vecinos. Algunos. Pero el resto, la mayoría, no quiere sufrir las consecuencias de unos pocos.

Es por ello que bajo la representación de la Asociación Cultural La Chanca-Pescadería, los vecinos lanzan un mensaje a las administraciones, concretamente al Ayuntamiento de Almería, a quien corresponde la limpieza de este cauce a pesar de que durante muchos años se litigió con la Junta de Andalucía sobre las competencias. La última vez que se metieron las máquinas fue en 2015. El valor de la limpieza de este cauce ronda los 30.000 euros.

Es por ello que bajo la representación de la Asociación Cultural La Chanca-Pescadería, los vecinos lanzan un mensaje a las administraciones, concretamente al Ayuntamiento de Almería, a quien corresponde la limpieza de este cauce a pesar de que durante muchos años se litigió con la Junta de Andalucía sobre las competencias. La última vez que se metieron las máquinas fue en 2015. El valor de la limpieza de este cauce ronda los 30.000 euros.

El Barranco del Caballar está sumido en un bucle. Acumula basura, se limpia (al tiempo y sin prisa) y vuelve a ‘enfangarse’. Y, aunque en los últimos años no haya habido ninguna desgracia, sí que ha dado algún susto y son varios los colectivos implicados, pero ya no solo por la basura, también por su encauzamiento. Entre los afectados están los vecinos e incluso autoridades como el Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios