DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Almería

Le piden 21 años de cárcel por quemar un autobús de la Vuelta a España en Almería

  • El vehículo, valorado en 200.000 euros, resultó calcinado, y el equipo y material que había en su interior, tasado en 50.000 euros, ardió junto al autobús

El autobús, completamente quemado. El autobús, completamente quemado.

El autobús, completamente quemado.

La Fiscalía de Almería ha solicitado penas que suman 21 años de prisión para un hombre acusado de quemar en la capital almeriense el autobús de un equipo que participaba en la Vuelta Ciclista a España, además de diversos contenedores de basura e incluso la puerta del cuarto de contadores de un edificio.  

La calificación del fiscal, a la que ha tenido acceso Efe, señala que sobre las 00:40 horas del 31 de agosto de 2017, el acusado P.V.R. se dirigió a la calle Javier Verdejo de la capital almeriense, dónde violentó la puerta de un todoterreno, sin llegar a llevarse nada del interior del coche. 

"Inmediatamente después", con el mismo ánimo de "beneficiarse ilícitamente a costa de lo ajeno" del caso anterior, hizo lo mismo con otro automóvil, del que se llevó una chaqueta reflectante y en el que provocó daños en el frontal extraíble de la radio. 

Sobre las 01:26 horas de esa misma noche, se dirigió a las inmediaciones del hotel Tryp Indalo de Almería, donde presuntamente roció con un acelerante un colchón que colocó bajo el autobús del equipo 'Aquablue Sport', que participaba en la Vuelta Ciclista a España, y le prendió fuego. 

El vehículo, valorado en 200.000 euros, resultó calcinado, y el equipo y material que había en su interior, tasado en 50.000 euros, ardió junto al autobús, que se encontraba estacionado "pegado" a la fachada de una vivienda. 

El fiscal destaca que el acusado sabía esto último y conocía el riesgo que suponía para los moradores del inmueble, indicando que a "escasos centímetros" de dónde estaba aparcado el autobús residía una mujer con problemas respiratorios que dormía con la ventana abierta y aparatos de respiración asistida. Más tarde, sobre las 02:15 horas de ese día, el acusado prendió fuego, presuntamente, a un contenedor ubicad en la calle Real del Barrio Alto, que tuvo que ser repuesto por el Ayuntamiento de Almería con un coste de 1.000 euros. 

Acto seguido, regresó a la calle Real del Barrio Alto y se introdujo en un portal, en el que, "a pesar de conocer la situación de peligro en que colocaba a los vecinos" que dormían allí, le prendió fuego a la puerta de madera del cuarto de contadores y cuadros eléctricos, lo que generó una "gran cantidad" de humo que se extendió rápidamente por el inmueble. 

La Fiscalía acusa a P.V.R. por un delito continuado de robo con fueras en las cosas, por el que solicita tres años de prisión, y por un delito continuado de daños mediante incendio, por el que reclama 18 años de prisión

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios