Erradicar estas prácticas

La Junta forma a 32 agentes en la lucha contra el uso de cebos envenenados

  • El curso se enmarca en el Plan de Acción de la Estrategia Andaluza contra estas prácticas ilegales, peligrosas para la naturaleza y la salud pública

La Junta forma a 32 agentes en la lucha contra el uso de cebos envenenados. La Junta forma a 32 agentes en la lucha contra el uso de cebos envenenados.

La Junta forma a 32 agentes en la lucha contra el uso de cebos envenenados. / Diario de Almería (Almería)

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha inaugurado esta mañana en el Albergue Juvenil Inturjoven de la capital almeriense un curso de formación básica en la lucha contra el veneno dirigido a medio centenar de agentes de la autoridad de la provincia, en concreto a agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que no pertenecen a los Equipos de Investigación contra el Veneno y Artes Ilegales y a miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. La jornada formativa se enmarca en el Plan de Acción de la Estrategia Andaluza contra el uso ilegal de cebos envenenados, “que suponen un peligro para el medio natural, para las especies cinegéticas y para la salud pública”, ha afirmado Enríquez.

Entre los contenidos abordados se encuentran las tipologías de los venenos, la normativa vigente en este ámbito, las inspecciones con perros adiestrados y la toma de muestras, entre otros. Los participantes han tenido la oportunidad de intercambiar ideas y experiencias, además de resolver las dificultades técnicas que plantea cada actuación que se requiere en este tipo de delito con el objetivo de optimizar los procedimientos legales, administrativos y penales, para combatir el uso de venenos en Andalucía. Además de esta base teórica, se ha llevado a cabo un ejercicio práctico de localización de veneno y artes de caza ilegales.

En su intervención, el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha destacado “el esfuerzo que realizan para la erradicación de estas prácticas prohibidas los Agentes de Medio Ambiente, los Celadores Forestales, el Seprona y la Unidad de Policía adscrita a la Junta”. Enríquez ha insistido en que “este tipo de artes ilegales suponen un peligro para las especies protegidas, la fauna cinegética y la salud pública”.

Estrategia Andaluza contra el Veneno

La lucha contra el veneno es una de las prioridades de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. La utilización de cebos envenenados en el medio natural es el principal problema de conservación de las aves necrófagas, además de afectar a otras especies emblemáticas en peligro como el lince ibérico, el quebrantahuesos, el alimoche o el águila imperial.

En 2004 se puso en marcha la Estrategia Andaluza contra el veneno que cuenta con tres líneas de trabajo: la obtención de información como herramienta de gestión, las actuaciones de divulgación para la sensibilización social y la prevención y las intervenciones policiales de persecución del delito. El trabajo en estos ámbitos ha logrado reducir en un 50% esta práctica ilegal en la Comunidad Autónoma. El número de casos de envenenamiento ha decrecido notablemente gracias a la labor del Centro de Análisis y Diagnóstico, de la Unidad Canina y de las Brigadas de Investigación contra el Veneno y las Artes Ilegales creadas en 2007.

Para reforzar la Estrategia Andaluza contra los venenos, la Junta contempla nuevas líneas de acción para lograr erradicar estas prácticas. Entre ellas, se incluyen la ampliación de la

 por la tenencia de sustancias tóxicas prohibidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios