Entrevista a Juan Francisco Rojas, portavoz de Vox en el Ayuntamiento y la Diputación

“El comportamiento de la sociedad ha sido ejemplar, debe ser un espejo para la política”

  • “La solidaridad de los almerienses es un toque de atención a los políticos para comprender dónde tenemos que estar”. “Hay que incrementar las ayudas directas a las pymes de la ciudad”

“El comportamiento de la sociedad ha sido ejemplar, debe ser un espejo para la política” “El comportamiento de la sociedad ha sido ejemplar, debe ser un espejo para la política”

“El comportamiento de la sociedad ha sido ejemplar, debe ser un espejo para la política” / Javier Alonso

– ¿Cómo valora la gestión municipal de la crisis del coronavirus?

– Después de la lucha contra la propagación, el primer golpe que teníamos que afrontar era los efectos que había generado la pandemia a nivel social y económico. La actividad se había parado y había que tomar decisiones fiscales aliviando las cargas de las empresas y la ayuda que se tendría que ofrecer de carácter social a las familias que iban a necesitar ayuda. En un primer momento se centró en paliar este impacto y ahí echamos en falta más ayudas directas a los autónomos. Con un millón de euros no se puede abarcar todas las necesidades que han surgido y creemos que esta línea se tiene que aumentar porque es muy necesario dar un mayor respaldo a las pymes y autónomos, sobre todo del comercio y otros sectores productivos de la ciudad.

–¿Las medidas sanitarias se han aplicado de manera correcta?

– Evidentemente el Ayuntamiento sólo ha tenido que seguir las instrucciones que vienen determinadas por el decreto del estado de alarma y las recomendaciones de autoridades sanitarias y entiendo que se han cumplido al milímetro.

– A partir de ahora, la gestión local debe reconducirse, ¿hacia dónde?

– Todos los eventos y actividades multitudinarias de los últimos meses de la ciudad se han tenido que cancelar, incluida la Feria de agosto, y esto debe traducirse en un giro radical a los presupuestos que se habían aprobado con previsión de una labor que no se va a llevar a cabo y hay que reorientarla. El presupuesto está vivo, ahora más que nunca, y tiene que adaptarse a la nueva normalidad. Tenemos que que centrarnos en reactivar la actividad económica en la ciudad. Es lo más importante. Para nosotros es fundamental impulsar al tejido productivo que ha sido duramente castigado y todavía sufre los efectos de la pandemia (comercio, turismo, hostelería).

– ¿Cómo ha sido la respuesta de los almerienses a la pandemia?

– Por encima de las instituciones, creo que la sociedad almeriense ha demostrado un comportamiento ejemplar. Agradecemos de corazón el esfuerzo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los sanitarios, de trabajadores indispensables en esta crisis, pero la sociedad civil en su conjunto ha dado un ejemplo de comportamiento, responsabilidad y unión, con una movilización sin precedentes desde el punto de vista de los voluntarios y solidaridad. He visto una sociedad que ha estado por encima de las instituciones y eso hay que ponerlo en valor y agradecerlo. La provincia se ha volcado con los que más lo necesitan y no es la primera vez.

– ¿Y cómo ha sido el papel de los políticos en esta provincia?

– Quiero dar una dosis de realidad y siendo político lo tengo que decir. Se hace necesario que la sociedad haya dado este ejemplo y haya estado por encima de la política. Es un toque de atención para los políticos para comprender dónde tenemos que estar y nuestra responsabilidad ante este tipo de situaciones, el ejemplo debe ser un espejo en el que mirarnos los políticos.

- Acaba de asumir la portavocía del Ayuntamiento y ya tenía la de Diputación, ¿se le acumula el trabajo?

- Compartir portavocía en el Ayuntamiento y Diputación, las dos mayores instituciones de nuestra provincia con más de 200 millones de euros de presupuestos, lo afronto con responsabilidad y con mucha ilusión. La labor compartida que existía antes recae en una sola persona y esto sólo implica mayor carga de trabajo y comparecencias, pero trabajaré las horas que sean necesarias para cumplir con el mandato de los almerienses.

- Se cumplió el primer año de legislatura, ¿cómo lo valora?

- Desde el primer momento hicimos un ejercicio de confianza con el equipo de gobierno que preside Ramón desde una oposición leal y responsable, crítica y constructiva para fiscalizar su labor en el Ayuntamiento. Y no vamos a dejar de ser exigentes como se demostró con las reivindicaciones que han permitido sacar adelante los presupuestos. Nuestras demandas han sido escuchadas y cuando veamos que se cumplen estas propuestas podremos valorar la capacidad de gestión del equipo de gobierno. Todo es susceptible de mejora, no podemos ser conformistas y como oposición vamos a reivindicar más transparencia con auditoría de los servicios públicos de las concesionarias, una histórica demanda de la ciudadanía almeriense, la rebaja de las tasas a los empresarios y acabar con el desequilibrio porque el que hay barrios con graves carencias y otros con obras y proyectos faraónicos. También queremos acabar con las leyes ideológicas de género porque defendemos una verdadera igualdad por encima del sesgo político.

- ¿Qué quiere cambiar desde lo local en materia de igualdad?

- Empezaremos por cambiar y revisar la nomenclatura de igualdad en las políticas presupuestarias. Pasa por modificar el concepto de violencia de género porque la violencia carece de género y siempre es condenable. Y también vamos a apoyar medidas y ayudas directas a las personas afectadas por esta violencia y no por las que se han eternizado a unos colectivos y chiringuitos ideológicos.

– ¿Le gustaría ser el candidato de Vox a la Alcadía de Almería?

– La política municipal cada vez me fascina mucho más y después de un año al servicio de los almerienses no habría mayor orgullo que representar a mi partido en las municipales siendo el candidato de Vox en la ciudad. Pero lo que tenga que venir al final de estos cuatro años será bienvenido.

– ¿Ha comprendido ya los motivos de dimisión de Pérez de la Blanca?

– Realmente no. No expuso motivos claros y contundentes que motivaran esa marcha. Todos tenemos discrepancias con el partido porque los proyectos se enriquecen en base a opiniones a veces enfrentadas. Y yo puedo respetarlo pero no lo voy a compartir. Para mí fue una sorpresa. No sé cuales son las causas, pero el proyecto está por encima de esos individualismos, nadie está por encima del partido. Y sabe que si no está de acuerdo lo más lógico es que hubiera dejado el acta y diera paso a otra persona, en este caso la número tres que era Mercedes Rodríguez. Los ciudadanos votaron a Vox no a Joaquín Pérez de la Blanca o Juan Francisco Rojas. No pueden primar nunca los intereses personales.

– Ahora el gobierno municipal tiene un abanico es más amplio de socios en la oposición.

– Nuestra línea de exigencia va a ser la misma de principio a fin y no depende de las opciones de apoyo que tenga el alcalde. Como te decía antes, oposición leal y constructiva, pero también exigente.

– ¿Cómo está siendo la evolución del partido en los últimos meses salpicados por renuncias?

– Es un proyecto joven que generó ilusión en muchísima gente que nos votó y volvió a creer en la política. Fuimos la segunda fuerza provincial en las últimas elecciones, pero no hay que olvidar las limitaciones porque tenemos unas estructuras débiles. Hemos crecido rápidamente y ahora hay que asentar las bases para cimentar el proyecto por encima de individualidades. Llegó la gente en aluvión y algunos no conocían realmente la hoja de ruta ni los principios de la formación. Prefiero valorar la gente que queda y no a la que se ha ido. Son pasado y nos centramos en los que estamos y en los que van a seguir viniendo.

– A la vuelta de las esquina asoma la renovación de cargos provinciales. ¿Se posicionará?

– Ahora mismo hay una gestora y cuando se convoque a nivel nacional ya se harán los procesos de renovación en todas las provincias. Mi etapa como presidente fue para mi un orgullo porque fue el primer éxito de Vox en la provincia, nada es comparable a ver crecer este proyecto de 38 a 1.200 afiliados en meses y, después de eso, como siempre repito: estoy a disposición de mi partido.

– ¿Qué balance hace de la gestión en Diputación?

– Recogimos el guante del presidente de la Diputación cuando, pese a la mayoría absoluta, nos dijo que sería una legislatura de consenso. Nosotros desde el primer momento estamos dispuestos a sumar, a aportar ideas y propuestas para la mejora de la gestión provincial. En el Plan Almería, por ejemplo, se han recogido iniciativas formuladas por Vox como ayudas a los autónomos y al turismo. De manera que hay fluidez en las conversaciones y es de agradecer. Y de la misma forma que en el ayuntamiento de la capital, en la Diputación también mantenemos el nivel de exigencia y fiscalización como oposición.

- Uno de los aspectos que más han denunciado es la llegada de inmigrantes en la pandemia. ¿Por qué?

- Creemos que se deben tomar las máximas medidas para combatir la inmigración ilegal porque es un problema que venimos denunciando desde hace mucho tiempo cuando empezaron a operar las mafias. Y ahora están llegando pateras sin control sanitario como foco de transmisión de enfermedades y hay que defender y proteger a nuestros agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios