Almería

Un concierto con sonido barroco

  • Sublime actuación del Coro de Roquetas dirigido por Carlos Mena · Roquetas se convierte en referente de la música y danza antigua · En 2013 podría haber una pequeña ópera y un escenario flotante

No hay palabras para describir los sublimes sonidos que ofreció el Coro Barroco de Roquetas de Mar en la clausura de la II edición del Festival de Música y Danza Antigua de Roquetas 'Mare Musicum', que se celebró en la parroquia de San Joaquín y Santa Ana, en El Puerto. No hay palabras porque el espectáculo estaba reservado al sentido del oído. Posiblemente cantos similares fueron los que escucharon en su interior genios como Miguel Ángel cuando pintaba las imágenes de la creación en El Vaticano, con los ojos llenos de pintura y el cuello desnucado por la incómoda postura. Seguro que son glorias que todos los días tienen el lujo de interpretar en monasterios como el de Silos, o muchos más, pero que al común de los mortales solo llegan de vez en cuando, como en esta ocasión o en las grabaciones de cantos gregorianos. Muy similares debían ser los sentimientos de los compositores de históricas bandas sonoras del cine, quizá tanto épico como religioso. Escuchando estos cantos se puede entender la biografía de personajes como Santa Teresa de Jesús.

Porque 'éxtasis' es la palabra que mejor define el sentimiento profundo interior que recoge a quien los escucha. Hablamos del Coro Barroco de Roquetas dirigido por Carlos Mena, interpretando obras de Tomás Luis de Victoria, Francisco Guerrero y Cristóbal de Morales. Carlos Mena, nacido en Vitoria, se formó en la Schola Cantorum Basiliensis de Suiza, habiendo actuado en las salas más prestigiosas del mundo. Cuenta con el Diapasón de Oro 2002 como mejor recital barroco y el premio al mejor disco del Renacimiento del 2004. Su magistral dirección arrancó al coro roquetero las mejores notas posibles.

Así, Carlos Mena dirigió, teniendo como asistente de dirección a Cristina Bayón, a las sopranos María del Mar Ortiz, Maite Ordaz, María Ángeles Castaño, Begoña Martínez y María Cruz Calvo; las contraltos Desirée Manzano, Clara María Ferreira, Dina Cherkyez y Cristina Murcia; los tenores Alejandro Torrente, Francisco Javier Maresca, Juan Francisco Manzano y Fernando Camacho; junto a los bajos, Andrés Asensio, Francisco Javier Muñoz, Pablo de Coupad y Juan José Marrufo. 17 voces excepcionales que conjuntadas fueron exquisitas y magníficas provocando la concentración interior del público en sus registros sonoros, en lo que era la primera actuación pública 'a capella' del coro. Con este concierto acaba una monumental segunda edición del festival Mare Musicum.

El director artístico del festival, afirmaba sentirse "muy emocionado porque ha sido un concierto excepcional. Esta iglesia suena maravillosamente y el coro con Carlos Mena ha conseguido un sonido espectacular. Tengo que reconocer que no pensaba inicialmente que en Roquetas se podía llegar a este nivel, pero cuando conocí a Manolo Cruz y el trabajo de la Escuela de Música de El Parador comprendí que sí era posible hacerlo. Ha sido un éxito la segunda edición", recalcaba. Además añadía que "nos gustaría tener un escenario flotante, con el público en la dársena, para que entre ellos haya un poco de agua y un ambiente marino en algunos conciertos específicos. Este año ya queríamos hacerlo, pero había que encontrar las soluciones técnicas para que fuera seguro y móvil. Si no pasa nada, el año que viene esperamos poder hacer cosas en las que el mar sea un elemento de la escena. Ofrecemos cultura y diversión a la gente pero estamos también formando una cantera de aquí para que la gente de fuera sepa que se puede venir a estudiar esta música aquí con gente de mucho nivel. Queremos lograr que Roquetas sea un faro en el sur en torno a la música antigua, todo un referente", concluía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios