Municipal

Siete conflictos para siete concejales

  • Al Ayuntamiento de Almería se le acumulan las protestas, algunas de ellas en vía judicial. Solo tres responsables de área se mantienen fuera de la diana de colectivos molestos

La última 'pitada' al Ayuntamiento ha sido de policías y bomberos La última 'pitada' al Ayuntamiento ha sido de policías y bomberos

La última 'pitada' al Ayuntamiento ha sido de policías y bomberos / Javier Alonso

Porque nunca llueve a gusto de todos, un ayuntamiento sin conflictos sociales sería una administración sin sentido de ser. Pero tan cierta como esta afirmación lo es que, en Almería capital, las concentraciones de protesta de diferente colectivos se le están agolpando en la Plaza Vieja al equipo de gobierno de Ramón Fernández-Pacheco. Algunos son problemas de años atrás sin resolver, tales como la Ayuda a Domicilio o las colonias de gatos ferales, y otros responden a decisiones actuales, como el traslado del arbolado y el monumento a Los Coloraos o la celebración de una nueva subasta que arriesga la presencia de los cacharricos en la Feria.

A cada concejal delegado de área le ha tocado su correspondiente bocina, y sin que en los meses sucesivos haya responsables municipales a salvo, por el momento ajenos a las protestas en la calle solo hay tres: María Vázquez, desde su estatus al frente del área de Presidencia; Sacramento Sánchez, que gestiona Servicios Municipales; y Juanjo Segura, en Deportes. El resto es diana de una y otra manera.

Protesta por el traslado del Pingurucho y árboles de la Plaza Vieja Protesta por el traslado del Pingurucho y árboles de la Plaza Vieja

Protesta por el traslado del Pingurucho y árboles de la Plaza Vieja

La que lleva más tiempo soportando dardos, sobre todo en las redes sociales, es la concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, cuyas espaldas soportan desde hace prácticamente dos años expresiones de protesta por la remodelación de la Plaza Vieja al mantener en el proyecto, pese a las voces críticas y las miles de firmas, el trasplante de los ficus y el traslado de El Pingurucho. De las concentraciones, con o sin mujeres árbol, se ha pasado a la acción legal con el patrimonio vegetal denunciado ante la Fiscalía.

Protesta de la plantilla de la limpieza de la ciudad Protesta de la plantilla de la limpieza de la ciudad

Protesta de la plantilla de la limpieza de la ciudad

Donde haya un buen concejal que no falte un buen conflicto. En Fiscalía se encuentra también la denuncia por una presunta prevaricación administrativa que el sindicato Unión de Policías Locales y Bomberos de Almería ha interpuesto contra Juan José Alonso que, como responsable de Personal, le ha tocado firmar la negativa a que estén presentes en la mesa de negociación del convenio colectivo. La reivindicaciones de Policía y Bomberos también dejan tocada a la concejal de Seguridad, María del Mar García Lorca.

Protesta de los feriantes en Plaza Vieja Protesta de los feriantes en Plaza Vieja

Protesta de los feriantes en Plaza Vieja / Javier Alonso

El bienestar laboral de los empleados públicos y de los contratados a través de las empresas concesionarias es otra fuente de problemas. A la concejal de Sostenibilidad, Margarita Cobos, le caen las críticas de los trabajadores de la limpieza, que han recorrido las calles en protesta por expedientes sancionadores que el Juzgado ha empezado a resolver con el primer dictamen a favor de la plantilla.

La que lleva años esperando a una mejora de las condiciones laborales y a la prometida subida salarial es la del servicio de Ayuda a Domicilio. Paola Laynez heredera las desavenencias que han ido pasando de legislatura en legislatura. El colectivo aguarda antes del reventón al cumplimiento del compromiso de que este año verán subir sus nóminas.

Protesta en defensa de los gatos del Club de Mar y el sistema CER Protesta en defensa de los gatos del Club de Mar y el sistema CER

Protesta en defensa de los gatos del Club de Mar y el sistema CER

Es esa calma tensa que también comparten las protectoras de animales, pendientes de que este año vea la luz la nueva ordenanza y el sistema CER para el control de las colonias de gatos silvestres, ahora que la Junta ha negado los reparos legales del Ayuntamiento y con la actual concejala –Cobos– más inclinada a materializar el CER.

Sobre la legalidad versan otras dos protestas, relacionadas por el proceso abierto para la adjudicación de espacios en los que no se tiene en cuenta la antigüedad: los feriantes, la cruz del concejal de Cultura, con el runrún en la calle sobre si habrá o no atracciones en la Feria de Almería; y los comerciantes de los mercados de abastos, disconformes también con los pliegos de licitación de los puestos del área de Promoción de la Ciudad y Comercio, bajo la batuta de Carlos Sánchez. Además de una cacerolada en el Mercado de Los Ángeles, el conflicto va camino de entrar en terreno judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios