Coronavirus Almería La cuesta de enero del coronavirus en Almería: 306 positivos, una hospitalización y 2 fallecidos

  • A pesar de que sólo se ha producido un ingreso en las últimas horas y de que 39 personas se han curado, la provincia retrocede a las peores cifras de contagios desde finales de noviembre 

Llegada de las vacunas a una de las residencias de la capital Llegada de las vacunas a una de las residencias de la capital

Llegada de las vacunas a una de las residencias de la capital / Javier Alonso

El repunte de los contagios ya es una realidad palpable en la provincia en pleno retorno a casa de los Reyes Magos como colofón de la Navidad más incierta y atípica marcada en todo momento por la prevención de la COVID-19. En los últimos días se están registrando datos preocupantes de propagación del coronavirus similares a los sufridos en los peores momentos de la segunda ola del otoño. La flexibilización de las medidas de distanciamiento social y convivencia con motivo de los encuentros navideños, al igual que ocurrió con la supresión puntual de restricciones que se venían aplicando al comercio y hostelería, comienza a pasar factura a la estadística diaria y en la jornada de ayer, en la que los niños volvían al colegio y la provincia se tenía de blanco por el temporal de frío y nieve, la cifra de nuevos positivos ha vuelto a situarse por encima de los 300.

El informe de la Consejería de Salud y Familias de este jueves notificaba 306 casos detectados a través Pruebas Diagnósticas de Infección Activa (PDIA), confirmados por técnica PCR o test rápidos de antígenos, elevando el cómputo desde el inicio de la pandemia a 22.819 contagiados por la COVID-19. En las últimas horas se ha producido un único ingreso hospitalario, siendo de momento Almería una de las provincias andaluzas, tan sólo por detrás de Huelva, con menor presión asistencial (104 hospitalizados de los que 27 están en la UCI). Y, además, otras 39 personas han logrado dejar atrás la infección siendo 18.911 los curados desde marzo. Eso sí, el informe de este jueves de la Junta incluye dos nuevos fallecidos que elevan la negra estadística a 298 personas. En los últimos siete días son siete los almerienses que han perdido la vida después de contagiarse por coronavirus.

El de ayer ha sido el mayor repunte de casos desde el 26 de noviembre cuando se alcanzaron los 325. El retroceso a registros de los peores momentos de la pandemia, con una curva pronunciada que no bajaba de los 200 positivos diarios, coincide con el inicio de un nuevo año que estará marcado sin duda por la vacunación y la esperanza de que antes del verano pueda llegar a toda la población. La Junta de Andalucía decidirá en las próximas horas si endurece las medidas de prevención que se habían relajado durante la Navidad en base a los preocupantes registros de los últimos días. En lo que va de enero han sido 1.152 contagios en Almería, 9.230 en la comunidad, un avance significativo en la estadística que se tendrá muy en cuenta por los expertos en la reunión que hoy celebra el comité de alto impacto en salud pública de la administración regional del que saldrán nuevas pautas para frenar la rápida expansión de los infectados.

En la provincia actualmente hay 15 brotes activos que salpican a diferentes municipios de los tres distritos sanitarios, 8 que se han detectado esta semana y 7 que se mantienen en seguimiento desde la anterior. Uno de los últimos en conocerse ha sido el de la residencia Bautista Galera de Chirivel en el que, según ha confirmado el propio Ayuntamiento, afecta a 18 usuarios de este centro geriátrico que ha sido medicalizado en las últimas horas por parte de los profesionales del Área Sanitaria Norte. El resto de residentes no contagiados han sido derivados, tras las pertinentes pruebas, a otras residencias de la provincia como la de El Zapillo.

En la actualidad hay 3.610 casos activos en seguimiento en la provincia y la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes sigue creciendo y este jueves se ha situado en 3.102. El número de ingresos en la última semana alcanza los 38 y 5 son los pacientes que han tenido que ser derivados a la Unidad de Cuidados Intensivos, de manera que se vuelve a resentir la presión hospitalaria que había experimentado un retroceso favorable antes de que acabare el año en el que se desató una pandemia inesperada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios