Coronavirus Almería Más de 200 curados en una jornada con 577 nuevos positivos y tres fallecidos por COVID-19

  • 20 hospitalizaciones y 5 ingresos en la UCI incrementan la presión asistencial en los hospitales. 55 pueblos están ya por encima de la tasa de 500 casos por cada 100.000 habitantes, de los que 32 superan la incidencia del millar de contagios. Cóbdar lidera esta estadística a 14 días (4.093)

Más de 200 curados en una jornada con 577 nuevos positivos y tres fallecidos por COVID-19 Más de 200 curados en una jornada con 577 nuevos positivos y tres fallecidos por COVID-19

Más de 200 curados en una jornada con 577 nuevos positivos y tres fallecidos por COVID-19 / Rafael González

La curva epidemiológica de la tercera ola de la COVID-19 sigue creciendo en Almería y el informe de este miércoles de la Consejería de Salud y Familias recoge un nuevo incremento de la tasa de incidencia acumulada a 14 días en la provincia que ya alcanza los 900 casos por cada cien mil habitantes. La Consejería de Salud y Familias ha notificado 577 positivos que elevan la cifra de confirmados por encima de los 29.200 desde el inicio de la pandemia y también informa de tres nuevas defunciones, localizadas en la capital, Arboleas y Vícar. La cuesta de enero del coronavirus sigue haciendo estragos con una letalidad superior a las dos olas anteriores con 15 fallecidos en los últimos siete días y cifras récord de hospitalizaciones y pacientes en la UCI. 

En la actualidad son ya 252 los ingresados en los hospitales de la provincia, 20 más que en la jornada de ayer y casi cien más de los que había hace una semana, de los que 58 pacientes permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos, 5 más que en el informe del día anterior. Desde el pasado miércoles son más de un centenar de pacientes ingresados con sintomatología por la infección de la COVID-19.

Los 577 nuevos positivos detectados en las últimas horas a través de las Pruebas Diagnósticas de Infección Activa (PDIA), confirmados por técnica PCR o test rápidos de antígenos, disparan la cifra de casos activos a 9.246 contagiados, la mayor cifra de la pandemia, si bien la Junta ha notificado una cifra de recuperados para la esperanza, muy superior a la media habitual, de nada menos que 212 personas que dejan atrás la infección por SARS-CoV-2 en la provincia. Desde el comienzo de la crisis sanitaria han sido 19.645 almerienses los que han superado la enfermedad.

La incidencia acumulada a 14 días de la provincia ya está casi en 900 casos por cada 100.000 habitantes y sigue siendo la mayor tasa de Andalucía, cuya media se sitúa en los 678,3 contagios, con desigual reparto en la distribución geográfica provincial. El distrito sanitario Levante-Alto Almanzora arroja la incidencia de la COVID-19 más preocupante con 1.315 casos por cada 100.000 habitantes seguido por el de Almería con 1.021 con la capital de provincia andaluza con peores registros (900). El distrito sanitario Poniente presenta la tasa acumulada más baja, de 522, si bien no ha dejado de crecer en los últimos días.

La capital almeriense se acerca peligrosamente, pero sigue fuera todavía, a la treintena de municipios que han alcanzado la tasa de mil casos, lo que implicaría el cierre de toda la actividad no esencial, una medida "catastrófica", según valoró ayer el propio alcalde Ramón Fernández-Pacheco en su llamamiento a la ciudadanía para autoconfinarse. Es la capital de provincia con mayor tasa y acumula más de mil infectados en la última semana, si bien se aprecia una leve ralentización del ritmo de contagios que juega a su favor en su pretensión de no sucumbir en el nivel 4 grado 2 de alerta sanitaria. De los grandes municipios de la provincia tan sólo Roquetas con una tasa de 493 y Vícar con 380 estarían por debajo del medio millar por cada 100.000 habitantes, al igual que ocurre con Pulpí que ha pasado de 527 a 487 en las últimas horas, si bien no le exime de completar el ciclo de 14 días de cierre perimetral.

Un total de 55 pueblos de la provincia están ya por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes. En una primera categoría estarían los 23 municipios con una tasa de entre 500 y 1.000 casos por cada 100.000 habitantes: la capital, Beires, Canjáyar, Gérgal, Huécija, Huércal de Almería, Armuña del Almanzora, Arboleas, Bédar, Cantoria, Garrucha, Huércal-Overa, Lucainena de las Torres, Líjar, Macael, Olula del Río, Padules, Santa Cruz de Marchena, Serón, Turre, Felix, El Ejido y Laujar de Andarax.

Y el grupo de peor situación en la actualidad lo forman los 32 municipios con una tasa superior a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes: Abla, Almócita, Alhama de Almería, Almócita, Benahadux, Carboneras, Fiñana, Gádor, Níjar, Rioja, Pechina, Sorbas, Tabernas, Viator, Albox, Antas, Chirivel, Cóbdar, Cuevas del Almanzora, Fines, Los Gallardos, María, Mojácar, Oria, Partaloa, Purchena, Taberno, Urrácal, Vélez-Blanco, Vélez-Rubio, Vera y Adra.

El municipio de Cóbdar, con una población de apenas 171 vecinos, lidera la estadística provincial de contagios, al menos en la tasa proporcional de los últimos 14 días, siendo el único pueblo almeriense que supera los 4.000 casos por cada 100.000 habitantes en base a 7 positivos en las últimas dos semanas de los 9 que han registrado en toda la pandemia. Le siguen Chirivel con una incidencia acumulada de 3.736 y Antas con 3.362.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios