Almería

La defensa de los acusados pedirá que el juez se inhiba en el caso

  • Algunos imputados aseguran presiones por parte del magistrado para que cambien su declaración e impliquen por corrupción a ediles del municipio

Mientras las Administraciones Autonómica y Locales, más las distintas Asociaciones de propietarios afectados por el descontrol urbanístico generado en estos últimos años por avispados promotores y constructores en la mayoría de los casos, y, en otros, el abuso de algunos propietarios amparados en la dejadez de los Ayuntamientos, especialmente en los del Valle del Almanzora, llegan a acuerdos que solventen la situación de alegalidad de más de diez mil viviendas, la Operación Costurero continúa su andadura legal en los tribunales de justicia.

En este caso, las diferencias entre los derechos legales reivindicados repetidamente por los abogados defensores y las medidas adoptadas por el juez instructor, han alcanzado su punto de máxima tensión. Así, según ha podido saber Diario de Almería, algunas defensas de los 25 imputados en la presunta trama de corrupción urbanística en Zurgena, manifiestan que "vamos a solicitar la próxima semana la inhibición del juez titular del Juzgado número 2 de los de Huércal-Overa, David Villagrá, al entender y así se lo hemos hecho saber al juez, que éste tiene dos varas de medir: una, para las acciones que está llevando a cabo el Ministerio Fiscal y, otra, para los abogados defensores".

Las mismas fuentes añaden que el titular del número 2 de Huércal-Overa, está actuando con insólita rapidez a los requerimientos de la Fiscalía, en tanto que, en opinión de los letrados de la defensa, "a nosotros, los abogados defensores, no se nos ha facilitado la totalidad del sumario, así como tampoco ha dictado resoluciones a los recursos presentados con lo que, insólitamente, está dejando en estado de indefensión a nuestro patrocinados, a los acusados". Por otra parte, apuntan a que "si ya las actuaciones iniciales, con las detenciones, los registros, fueron desmesuradas según nuestro punto de vista, ahora no podemos dejar de pensar que el juez instructor quiere resolver por la vía rápida este asunto, a sabiendas que habrá de ser recurrido en instancias superiores, puesto que la indefensión de nuestros defendidos es obvia y evidente".

De otro lado, algunos de los acusados juran por sus hijos que "el juez me metió en su despacho a solas y me dijo que si le contaba algo en contra de Manuel Tijeras o contra el Ayuntamiento de Zurgena, lo mío podría tener algún arreglo. A lo mejor lo que quería era sonsacarme para perjudicarme a mí, pero es que no puedo decir nada en contra, si la verdad es la verdad. Lo que pasa es que no tienen nada y quieren sonsacarnos así".

En otros casos y, según manifestaciones de los propios acusados, "sabemos, porque nos lo han contado ellos, que el juez ha hablado con propietarios de nacionalidad inglesa y les ha dicho que declarasen en contra nuestra, así posiblemente se podrían arreglar algunas cosas ¿Pero qué van a contar? Así no podemos seguir, entre el juez y el fiscal, que también tiene los suyo en Tabernas, nos van arruinar económicamente, familiarmente y de todo".

La mayoría de los imputados en la Operación Costurero atraviesan situaciones personales y económicas difíciles cuando, según explican, "no hemos cometido ningún delito. A alguien le tenía que tocar y ha sido al pueblo de Zurgena". Así, ante las vacaciones judiciales del próximo mes de agosto, cabe la posibilidad de que algunos acontecimientos se precipiten, o bien continúen las actuaciones al haber ordenado recientemente el juez titular del Juzgado número 2 de Huércal-Overa la apertura de Procedimiento Abreviado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios