Almería

Tres empresas en liza por la rehabilitación y reforma del edificio de Protección Civil

  • Medio millón de euros para dotar a Los Molinos de un centro social multiusos

Pie de foto Pie de foto

Pie de foto / firma foto

Tres empresas, Rehabitec Almería, Jarquil Construcción y Construcciones Glesa pugnan para ejecutar las obras de rehabilitación y reforma, para su puesta en valor como Centro Social, del antiguo edificio de Protección Civil, tras presentar la correspondiente oferta al procedimiento de licitación abierto por el Ayuntamiento de Almería.

"La construcción de este nuevo equipamiento en el barrio de Los Molinos viene dar respuesta al compromiso del alcalde, Ramón Fernández-Pacheco", ha subrayado la concejala de Fomento, Ana Martínez Labella, recordando que esta actuación "es además un compromiso electoral recogido en nuestro programa". Las obras para la ejecución de este proyecto cuentan con una inversión inicial de 434.905,97 euros y un plazo de ejecución de 9 meses, de acuerdo del pliego de condiciones de esta licitación.

Martínez Labella ha recordado el carácter "plurianual" que tiene la rehabilitación de este inmueble, llevando su ejecución a dos ejercicios presupuestarios 2018 y 2019, subrayando la intención municipal de "comenzar este año las obras", una vez concluya el procedimiento administrativo y la mesa de contratación eleve la propuesta de adjudicación al órgano competente, esto es, la Junta de Gobierno Local.

Un ambicioso proyecto para el barrio y el conjunto de la ciudad con el que se pretende poner en valor el edificio levantado en su día por el arquitecto Guillermo Langle, hoy en desuso, y que será recuperado "en toda su extensión, renovando los acabados, las cubiertas, la carpintería y otras instalaciones, de modo que la construcción quede perfectamente adaptada a su nuevo uso como centro social y vecinal", ha explicado la responsable municipal del área de Fomento.

Funcionalidad y accesibilidad son dos de las principales características incluidas en el proyecto de rehabilitación redactado por el arquitecto Nicolás Cermeño y que ahora una de las tres empresas licitadoras llevará a término.

Como singularidad, el proyecto incluye la ejecución de una nueva pieza que quedará anexa al edificio ya existente y que viene a solventar los problemas de accesibilidad del futuro centro social. En este nuevo espacio se van a instalar nuevas escaleras y un ascensor que permita una accesibilidad total a la futura dotación. El edificio cuenta con dos plantas y un semisótano, además de una terraza transitable. El futuro centro social tendrá aforo para 136 personas y contará con seis salas distribuidas en las diferentes plantas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios