Almería

Martínez Labella: “La ciudad no debe asumir la tercera fase de rehabilitación de la estación”

  • La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almería expresa buenas expectativas al cierre de acuerdos con Adif en la reunión de este mes en Madrid

Ana Martínez Labella, en una imagen de archivo

La concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, está preparada para afrontar el encuentro clave con la presidenta de Adif en Madrid, programado para el próximo día 21 de este mes con la predisposición municipal de “avanzar” y cerrar acuerdos satisfactorios para la capital almeriense sobre la continuidad del proyecto del soterramiento de las vías del ferrocarril y la cesión de la antigua estación de trenes, pendiente de una tercera fase de rehabilitación que, en su opinión, “no debe asumir la ciudad”.

Finalizadas las obras centradas principalmente en el hall de este significativo edificio, la estación permanece sin uso y pendiente de esa mencionada tercera fase que complete la recuperación de las cubiertas y los espacios laterales de la pieza principal del inmueble. El coste de estas obras no ha sido evaluado –o, al menos, facilitado públicamente–, pero el Ayuntamiento de Almería, según las declaraciones realizadas por la responsable de Urbanismo, no está inclinado a que sean las arcas municipales las que soporten esta inversión, por lo que esperan de Adif una cesión a favor de la ciudad de la antigua estación, una vez que este totalmente rehabilitada.

Al margen de esta consideración, la titular de Urbanismo ha querido enfatizar que el Consistorio capitalino “está abierto” a todas las soluciones que pudiera plantear en esta reunión clave el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dentro de un tono de “diálogo” que Martínez Labella ha ensalzado en estas últimas declaraciones a la prensa.

“Estoy segura de que llegaremos a acuerdos”, asegura la concejal, también en referencia al soterramiento de las vías del tren desde El Puche a la estación con un modelo ya escogido (la alternativa 1.2 del anteproyecto), sobre el que, explica, durante estos meses se ha avanzado en su desarrollo técnico con la introducción de cambios, aún por cerrar, y que requiere ahora de acuerdos políticos antes de que esta alternativa esté del todo perfilada.

No solo calendarizar las actuaciones persigue el Ayuntamiento en esta reunión en Madrid, sino despejar “incógnitas”. Especialmente el reparto del coste, unos 250 millones de euros, y aclarar de igual modo una posible redistribución de las aportaciones económicas de cada administración, si esta fase del soterramiento cuenta con fondos Next Regeneration de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios