DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Opinión- Coronavirus Almería Los funcionarios de Empleo

  • Emilio Ortiz López, delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de Almería.

El delegado de Empleo, Emilio Ortiz. El delegado de Empleo, Emilio Ortiz.

El delegado de Empleo, Emilio Ortiz. / Rafael González

La aún vigente Constitución española de 1978 establece en su artículo 103 que la Administración Pública debe servir con objetividad los intereses generales y actuar, entre otros, de acuerdo a los principios de eficacia y legalidad. El personal funcionario, para la opinión pública en general, no goza de buena fama. Es muy normal escuchar comentarios calificándolo de vago o acomodado y en tiempos de crisis, como la que estamos viviendo, es objeto de envidias porque goza de una retribución en principio fija.

Es cierto que la Administración Pública necesita una reforma integral. No es justo que todo empleado público en sus diferentes grupos o categorías perciba la misma retribución a fin de mes, con independencia del rendimiento aportado. Pues bien, les puedo asegurar que a pesar de tenerlo en principio tan fácil, la fama de vagos de muchos funcionarios públicos es totalmente inmerecida.

En estos días de confinamiento, la Delegación Territorial de Empleo a la que represento se está enfrentando a la ingente tarea de resolver más de 7.000 expedientes temporales de regulación de empleo debido al cierre de las empresas, ante la alarma sanitaria. Los cuatro primeros días han sido de locura, personalmente llegue a pensar en la imposibilidad de sacar el trabajo adelante. Sin embargo los funcionarios, aún arriesgando su salud, estuvieron yendo todos los días a la Delegación para formar un equipo coordinado, en momentos en que el teletrabajo no podía ponerse aun en práctica, y al día de hoy, han sido capaces de resolver el 75% de esos expedientes. Ninguna de las personas a las que llamé puso excusa alguna. Están trabajando sin control horario, incluidos fines de semana, para que los ciudadanos que tristemente se han quedado con su contrato de trabajo en suspenso puedan cobrar la prestación de desempleo a tiempo, o al menos para que el Servicio Público de Empleo Estatal, que depende del Gobierno Central, no diga que hemos dejado transcurrir los plazos para que el silencio administrativo opere de forma positiva.

La Delegación de Empleo de Almería, en días de confinamiento, se enfrenta a resolver 7.000 ERTE

Además de para este equipo de 30 personas que se esfuerzan para resolver cuanto antes los ERTE, quiero hacer un reconocimiento público al personal del Servicio Andaluz de Empleo en la provincia, que también está asumiendo una enorme carga de trabajo con profesionalidad y eficacia, gestionando el gran aumento de las demandas de empleo, renovando automáticamente las demandas que ya estaban en alta y atendiendo cientos de llamadas diarias de usuarios preocupados, con razón, por su situación, a los que orientan y ayudan en los trámites que tienen que hacer para que reciban cuanto antes su prestación.

Desde mi punto de vista eso es gestionar, y no enredar como están haciendo otros, y pueden creerme si les digo que lo único que me motiva para seguir en un puesto político como el que ostento, son los trabajadores públicos de la Delegación y el SAE, pues han creado un magnifico equipo del que me siento orgulloso y espero que esta situación sirva para reconocer su trabajo.

Acceder a la función pública no es fácil y quiero hacer varias consideraciones al respecto, precisamente porque soy funcionario de la Administración de la Seguridad Social. Después de haber finalizado unos estudios universitarios, para ser funcionario tienes que hacer un gran esfuerzo para memorizar temarios de hasta 200 temas y pagar un preparador, aunque eso no te garantiza el éxito. Cuando has obtenido la plaza y miras hacia atrás han pasado los mejores años de tu vida. La segunda, es que en la mayoría de casos, las retribuciones son bastante inferiores a las que se ofrecen en el sector privado. Pero en fin, la ventaja de la estabilidad en el empleo es obvia.

Por último, quiero decirles a todos los dirigentes políticos que la autoridad laboral, así denominada por nuestro Ordenamiento Jurídico, al menos tiene que saber Derecho Laboral. Para poder dirigir a nivel político las distintas parcelas de la Administración, hay que tener al menos un vago (y volvemos a repetir este calificativo) conocimiento de la materia a la que nos estamos enfrentando.

Esperemos que esta situación acabe pronto, y las miles de personas que se han quedado paradas con el confinamiento recuperen pronto sus puestos de trabajo necesarios para poder seguir viviendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios