Virus en los más pequeños

Más de la mitad de las urgencias infantiles son por cuadros de gripe

  • La tasa de incidencia del virus sigue aumentando alcanzando los 98,44 casos por 100.000

Más de la mitad de las urgencias infantiles son por cuadros de gripe Más de la mitad de las urgencias infantiles son por cuadros de gripe

Más de la mitad de las urgencias infantiles son por cuadros de gripe / Redacción (ALMERÍA)

Más de la mitad de los casos que llegan a las urgencias pediátricas de los hospitales almerienses son diagnosticados como gripe. El virus, junto con la bronquiolitis son las patologías que en este momento llenan las salas de espera infantiles de los centros sanitarios. Tal y como han informado desde la Delegación de Salud de la Junta, la tasa de incidencia del virus de la gripe alcanza ya los 98,44 casos por 100.000 habitantes, afectando en más de un 20% de los casos a los más pequeños.

“Lo habitual en un cuadro gripal infantil es fiebre alta sin otro foco, como garganta, oído, barriga...”, ha señalado el pediatra almeriense, Francisco Cobo, quien ha detallado que lo primero que hay que hacer cuando aparezca fiebre alta es recurrir a los antitérmicos, y ver cómo es la evolución y cómo reacciona el niño. A partir de ahí, y dependiendo de la edad del menor se deberá de acudir al pediatra.

El comportamiento del virus en niños es igual que en el caso de los adultos, por lo que en cinco o seis días el virus remite.La gripe es una enfermedad generalmente leve, producida por un virus, que comienza de forma súbita con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general, congestión nasal y tos. En algunas personas mayores, o con determinadas enfermedades crónicas, puede causar complicaciones graves, sobre todo respiratorias.

Los síntomas generalizados son fundamentalmente: fiebre, síntomas respiratorios, tos y malestar general. Está causada por el virus de la influenza y es de fácil contagio y transmisión entre humanos. Para afrontar la gripe, como cualquier otra enfermedad, es importante contar con unos hábitos de vida sanos: que engloban una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios, la realización de ejercicio físico y evitar hábitos como el tabaquismo o el sedentarismo.

Unas medidas higiénicas adecuadas contribuyen a evitar la transmisión de determinadas enfermedades. Las medidas higiénicas fundamentales que hay que tener en cuenta para evitar la transmisión del virus son: Taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con el codo. Usar pañuelos desechables. Lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado. Procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios