Almería

Denuncian ante la inspección de trabajo la falta de seguridad frente al Covid del centro de Piedras Redondas

  • "Hemos estado jugando con fuego y al final nos hemos quemado", explican desde el Comité de Empresa de FESP-UGT

En el CAI de Piedras Redondas las reivindicaciones han sido constantes en los últimos tres años. En el CAI de Piedras Redondas las reivindicaciones han sido constantes en los últimos tres años.

En el CAI de Piedras Redondas las reivindicaciones han sido constantes en los últimos tres años.

El Comité de Empresa FESP-UGT viene denunciando a la Delegación Territorial de Educación y Deporte e Igualdad, Políticas Sociales de Almería de la Junta de Andalucía, a través de diferentes medios de la situación del elevado riesgo de contagio del COVID-19 a que están expuestos los trabajadores/as, así como los menores internos, en los Centros de Acogida Inmediata de nuestra provincia, CAI “Piedras Redondas” y CAI “Indalo”, "debido a los insuficientes medios de prevención aplicados y al irresponsable proceder de esta ante el ingreso de los menores"

"Hemos estado jugando con fuego y al final nos hemos quemado", explican, agregando que "hasta hace unos días hemos tenido la suerte de que no tener que lamentar ningún acontecimiento grave motivado por el COVID-19, pero desgraciadamente, de lo que estábamos advirtiendo y que temíamos todos, ha ocurrido".

Argumenta que "siguiendo la práctica habitual en los CAI, estos días atrás, un menor ingresa en el CAI Piedras Redondas, sin conocerse el resultado de la prueba de PCR que se le practico, durante el tiempo de estancia en el centro, entra en contacto con el personal y con los menores internos, este menor se fuga, algo que se produce en ocasiones, sobre todo con los MENAS, y estando fugado llega el resultado de su prueba y es positivo, contagiado por COVID-19, este proceder en el ingreso de cualquier menor que nos impone la Delegación, no solo está poniendo en riesgo la salud del personal y los menores del Centro, sino a todos, ya que este menor en su fuga entra en contacto con personas propiciando la propagación del contagio, provocando una situación muy grave, difícil de solucionar".

"Lo sorprendente de esta situación es que a los trabajadores que mantuvieron contacto con él durante su estancia, PRL o Medicina Preventiva, no se ha puesto en contacto con ellos para poder obtener información e informarles del procedimiento que debían seguir. No le han practicado la prueba para comprobar si estaban o no contagiados, corriéndose el riesgo de que estuvieran propagando el virus a sus compañeros, menores, familiares, … ni les han indicado que hagan cuarentena domiciliaria, manteniéndoles en sus puestos de trabajo", apostillan

"Podríamos añadir muchas más causas que están recogidas en la denuncia presentada contra la Delegación Territorial de Igualdad de Almería a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, solo mencionar que han incorporado a sus puestos a los trabajadores que se encontraban en los grupos vulnerables exponiéndoles a un contagio, con los problemas de salud que para ellos les podría suponer, las características del centro no permiten el poder aplicar las medidas preventivas", explican.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios