Teléfono de la Infancia

La Junta investiga 153 casos de maltrato infantil en Almería

  • En la mayoría de los casos los maltratadores son los padres

  • El abandono y las negligencias son las principales denuncias trasladadas a las autoridades 

Un bebé recibe atención de una especialista de los equipos de tratamiento familiar Un bebé recibe atención de una especialista de los equipos de tratamiento familiar

Un bebé recibe atención de una especialista de los equipos de tratamiento familiar / Redacción (Almería)

El Teléfono de la Infancia ha recibido en lo que va de año un total de 126 denuncias sobre posibles situaciones de malos tratos a menores de edad que, tras la puesta en conocimiento de las autoridades pertinentes están bajo investigación. Estas 126 denuncias o llamadas afectaban a 153 menores de edades comprendidas entre los 12 y los 17 años en su mayoría, pero también entre los 6 y los once años.

El Teléfono del Maltrato Infantil es un servicio público y gratuito que presta la Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, y que se constituye como un instrumento que permite detectar de forma rápida situaciones de alto riesgo y facilitar así una intervención más adecuada en cada caso. Un recurso cada vez más conocido y utilizado entre la población andaluza en general y la almeriense en particular, teniendo en cuenta el crecimiento exponencial de llamadas, consultas y denuncias planteadas desde esta provincia año tras año.

Se trata de una línea que posibilita la notificación de situaciones de maltrato infantil, y que pretende dar cobertura y protección a los menores creando, desarrollando y ampliando un dispositivo que permite la atención de quejas o denuncias por malos tratos físicos, psíquicos, abandono o desatención en general.Precisamente, según se desprende de los datos facilitados a Diario de Almería por la propia Delegación Provincial de Igualdad de la Junta de Andalucía, la mayoría de los casos denunciados (51) tenían que ver con situaciones de negligencia o abandono, en 39 casos se trataba de maltrato psicológico o emocional, y en 38 llamadas el interlocutor denunciaba directamente haber sido testigo de maltrato físico. También se han denunciado en este año, aunque en menor medida, situaciones de abandono psicológico o emocional o abusos sexuales, que evidentemente, al igual que el resto de denuncias han sido objeto de investigación por parte de las autoridades pertinentes.

La mayoría de los casos denunciados tenían que ver con situaciones de negligencia o abandono, seguidos de maltrato psicológico y emocional y por último violencia física

La mayor parte los casos denunciados (un total de 87) eran de carácter leve pero llama la atención que en la mayoría de los casos los maltratadores son las personas más directas y cercanas a los menores, es decir, el padre o la madre. Son familiares también cercanos los que se atreven en muchas ocasiones a poner la situación que está viviendo el menor en conocimiento de la administración al no saber cómo actuar, dónde dirigirse o incluso no atreverse a que los maltratadores sepan que ha sido él quien les ha delatado.Desde Igualdad indican que el perfil de los informantes y usuarios del Teléfono del Maltrato Infantil son en su mayoría de mujeres.

Destacable es también la colaboración directa de profesionales sanitarios y profesionales del sistema educativo en la lucha contra la violencia ya sea física o psicológica hacia los menores. Tanto es así que, en el caso de los sanitarios, son los pediatras los que precisamente detectan muchos de las situaciones en sus consultas. El pediatra almeriense Francisco Giménez, aseguró a este periódico durante una entrevista que “casi el 100% de los pediatras hemos detectado casos de malos tratos o negligencias hacia los menores en nuestra consulta”. El facultativo insistió en que se trata de un asunto muy delicado que la Sociedad de Pediatría Social trata de erradicar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios