Almería

La jardinería, una vía para la integración

  • Una veintena de alumnos desarrollan sus habilidades sociales a través de un taller para personas que tienen alguna enfermedad mental La iniciativa es municipal

La edil responsable de la Concejalía de Servicios Sociales y Mujer del Ayuntamiento de El Ejido, Julia Ibáñez, ha realizado un balance muy positivo del desarrollo del taller municipal de jardinería que se viene realizando desde la Administración Local con personas que padecen enfermedad mental.

En esta línea, la concejala ha comentado que "se trata de una actividad fundamental y una apuesta firme por parte del Consistorio para lograr la integración social de estas personas y gracias a la que se consigue reducir la sobreprotección de los usuarios, produciendo una mayor autonomía personal de los diferentes pacientes, a través de los talleres y actividades de carácter social que sirven de terapia para modificar sus habilidades".

Este taller, en el que participan casi una veintena de alumnos, se encuentra incluido dentro del programa de Rehabilitación y Reinserción de personas con cualidades mentales especiales. Con financiación 100% municipal, el programa se desarrolla en coordinación con la unidad de Salud Mental de Distrito Sanitario de Poniente, que es la encargada de realizar la derivación de los pacientes y realizar su seguimiento médico y terapéutico.

El programa contempla el desarrollo de actividades que tienen como finalidad conseguir una reinserción e integración social de los participantes, mediante una terapia ocupacional que disminuya la sintomatología negativa, así como fomente las relaciones interpersonales, aumente la autoestima y el desarrollo personal, así como ofrecer una respuesta a la familia en lo que se refiere a la atención a las necesidades del usuario.

El taller de jardinería se desarrolla de manera diaria a lo largo del curso en el Vivero Municipal, donde los usuarios realizan tareas tales como enmacetar plantas, mantenimiento del invernadero o tratamiento fitosanitario.

Además, a lo largo de todo el año se llevan a cabo también multitud de iniciativas, celebraciones y se realizan salidas con la intención de ofrecer a los beneficiarios de este programa actividades formativas y de ocio que ayuden a mejorar su calidad de vida.

Ibáñez ha remarcado que "a través de este programa se pretenden cubrir algunas de las necesidades de la población que se atiende, así como ofrecer apoyo a las familias mediante actividades formativas y ocupacionales".

Gracias a este programa también se establece un ritmo adecuado de vigilia-sueño, incidiendo también en el control de horarios, la familia se ve en cierta medida liberada del rol protector que ella misma suele imponer, asumiendo que el enfermo es capaz de modificar sus actividades habituales. Los usuarios reconocen los síntomas de la enfermedad y logran fortalecer su autoestima.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios