Almería

La mejor alternativa al sofocante calor

  • Cada vez son más los municipios de la provincia que ofrecen piscinas con las que sus vecinos pueden combatir las altas temperaturas sin la necesidad de trasladarse a localidades cercanas para refrescarse

¿Playa o piscina? Es la pregunta que surge en muchos casos a la hora de planificar una jornada estival durante estos meses de verano. Se puede afirmar que la piscina es una gran alternativa para pasar los sofocantes días y cada vez son más las personas que viven en un municipio almeriense y deciden quedarse en él antes que trasladarse al litoral.

Y es que es notorio el interés que están depositando los ayuntamientos sobre el tema, ya que son numerosas las instalaciones acuáticas que durante este año han sido inauguradas.

Ejemplo de ello son la piscina municipal del pequeño municipio de Fines en el cual se inauguró coincidiendo con la festividad de San Juan. Esta nueva construcción estaba siendo muy reclamada por los habitantes del municipio.

La localidad contaba con esta instalación pero se encontraba al otro lado de la carretera junto al polígono industrial y esto impedía que los niños pudiesen ir solos. La nueva posee mejor acceso por lo que ha beneficiado notablemente a todo sus vecinos.

La nueva instalación se ha construido en pleno casco urbano, junto al pabellón de deportes.

La construcción cuenta también con pista de pádel y un edificio de servicios múltiples. El proyecto ha costado un total de 205.000 euros

Otra muestra de ello es la piscina inaugurada en Laroya, situada en la Sierra de Los Filabres, un pequeño municipio de 160 habitantes y tan sólo 20 niños. El Ayuntamiento se ha visto obligado a acumular cuatro anualidades de planes provinciales para poder afrontar el coste valorado en 120.00 euros.

Las altas temperaturas son un gran problema para todos los habitantes de un municipio así como para el turismo que durante estos meses reciben los pueblos de interior. Existen localidades que no cuentan con estas instalaciones. Por ello, los alcaldes han planteado nuevas alternativas par que sus vecinos combatan el calor de una manera bastante amena.

Es el caso de Alcudia de Monteagud, un pequeño pueblo que no cuenta con instalación acuática, por lo que sus vecinos se veían en la obligación de viajar hasta el pueblo de Tahal, para poder refrescarse. Consciente de esto el Ayuntamiento gestionó todos los trámites para el comienzo de las obras y colocar en un terreno del municipio para poner una piscina prefabricada que hará las delicias de sus vecinos.

Otro modo de originalidad es el de Cela en Tíjola, donde aprovechando las aguas del manantial han inaugurado una balsa para que todos puedan disfrutar de sus beneficios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios