Almería

El mejor apoyo cuando la luz se apaga

  • La Unidad de Cuidados Paliativos es un grupo de trabajo multidisciplinar interniveles de profesionales del Hospital y Atención Primaria Este año han recibido varios reconocimientos

Cuando la vida de un familiar llega a su fin hay poco consuelo para quienes le acompañan. El dolor es algo innato a la despedida de un ser querido pero no tienen por qué serlo para quien se marcha para siempre. Por ello, en la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de Poniente, en El Ejido, trabajan con esfuerzo y dedicación para tratar de ofrecer una muerte digna, con todas las garantías de que no habrá más prácticas invasivas que las que el propio enfermo ha elegido.

Ese último recorrido puede realizarse en la intimidad que este duro proceso necesita gracias a las habitaciones que el centro hospitalario tiene habilitadas para este momento. Hay cuatro habitaciones adaptadas individualmente pero, si es necesario, se amplía adaptando cualquiera de las dobles. Son habitaciones equipadas con una sola cama de paciente y un sofá-cama para facilitar la estancia del familiar. Además, están ubicadas más cerca de la sala de espera para poder cubrir las visitas de forma más fluida.

No en vano, en el Hospital de El Ejido tratan de cuidar hasta el último detalle en este proceso. Por ello, durante este mismo año también han realizado mejoras en el mortuorio del centro. Cuenta con pintura renovada y unos cuadros dibujados y cedidos por alumnos del instituto de Secundaria Murgi, quienes participan en el centro en múltiples actividades, y cuyas obras permiten ofrecer un espacio más acogedor para situaciones tan dolientes.

En este sentido, la directora gerente de la Agencia Sanitaria Hospital de Poniente, Pilar Espejo, aseguró que "se puede también dar calidez en esos espacios". Sobre esta cuestión, Espejo aseguró que "el sufrimiento por la pérdida del familiar no cambiará pero son pequeños detalles que permiten ofrecer servicios de mayor calidad y mayor calidez".

La gerente habla con orgullo de estos avances y asevera que se ha "trabajado mucho en esta materia para mejorar cada día". No en vano, es curiosamente una de las cuestiones por las que más felicitaciones reciben. " Que te feliciten por como ha trabajado el personal, por ejemplo, en el nacimiento de un bebé está muy bien, pero que lo hagan por como se ha acompañado a los familiares en el momento del fallecimiento de uno de nuestros pacientes es algo que nos enorgullece mucho", indicó Pilar Espejo en declaraciones al Diario de Almería. "Sentirse arropado en esos momentos es muy importante porque imagina lo bien que se ha trabajado para que pese al dolor de la pérdida, perdure esa sensación de tranquilidad en los familiares", ahondó.

Igualmente, la gerente del centro hospitalario subrayó que durante este 2015, Maite Estévez, fue elegida por los miembros del Colegio Oficial de Enfermería como la mejor del año, destacando su labor en cuidados paliativos. Es Gestora de Cuidados en la Unidad de Medicina Interna del Hospital de Poniente y detectó hace unos años la necesidad de atender a los pacientes al final de su vida. Es un momento delicado, en el que se suman no sólo la atención sanitaria propiamente dicha, sino también la social, e incluso la familiar. "La muerte se ha tapado mucho en los últimos años", entiende esta enfermera, quien recalcó la necesidad de una "atención integral en este momento tan importante".

La unidad de Cuidados Paliativos del Poniente está conformada por profesionales de un grupo de trabajo multidisciplinar interniveles compuesto por trabajadores del Hospital de Poniente y de Atención Primaria. Entre sus miembros están profesionales del equipo de Soporte de cuidados paliativos domiciliarios dependiente de Atención Primaria, enfermería de enlace hospitalaria y primaria, 061 o una psicóloga de la Asociación Española contra el Cáncer, entre otros.

Este 2015 ha traído aún más reconocimientos a la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de Poniente. No en vano, en abril, consiguieron un merecido décimo puesto dentro de los premios Hospital Optimista. En este galardón valoraron, entre otras cosas, la elaboración de una guía que recoge los principios generales para atender de modo integral las necesidades físicas, psíquicas, sociales y espirituales del enfermo y su familia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios