Almería

Un túnel de 100 metros liberará de atascos la avenida del Mediterráneo

  • El Ayuntamiento invertirá cerca de 2,8 millones de euros en soterrar el próximo año la carretera de Níjar-Los Molinos en su cruce con esta arteria principal

Comentarios 7

10.000 vehículos circulan cada día por la avenida del Mediterráneo, la zona de la capital que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años, haciendo que esta arteria principal presente ya problemas de tráfico. El Ayuntamiento de Almería quiere ponerse a principios del próximo año manos a la obra para la construcción de un túnel de 100 metros que elimine el punto negro del cruce con la carretera de Níjar-Los Molinos.

Su coste, cerca de 2,8 millones de euros, no ha sido motivo para dar marcha atrás a este proyecto, que el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, presentó ayer rodeado de bondandes y con el anuncio de su licitación en cuestión de días. "Es una obra muy necesaria para la ciudad porque se va a eliminar uno de los puntos negros de la circulación en Almería, que a diario soporta el paso de más de 10.000 vehículos, y va a facilitar mucho el tráfico, tanto por la avenida del Mediterráneo como por la carretera de Níjar, afectando fundamentalmente a los barrios de Los Molinos, San Luis y Regiones".

Los conductores que se dirijan o provengan de Los Molinos y La Cañada podrán circular por el túnel, de dos carriles y con una rampa de acceso al mismo por ambos lados de la carretera de Níjar de entre 60 y 70 metros. En la parte superior de la avenida del Mediteráneo, a la altura del Hotel Trip, se habilitará una glorieta con tres carriles de acceso para que los vehículos que circulen hacia Torrecárdenas, Nueva Andalucía o Cortijo Grande "puedan hacerlo con fluidez, sin necesidad de detenerse como lo hacen ahora", expuso el regidor.

La empresa que ha elaborado este proyecto, Soporte Técnico en Arquitectura e Ingeniería ST4, ha previsto la construcción de dos tragaluces con forma de cubo en la glorieta para iluminar el interior del túnel. Además, se la va a dotar de una fuente ornamental y una lámina de agua, con zonas verdes y ajardinadas.

Las obras para el soterramiento de la parte de la carretera de Níjar-Los Molinos estará concluido en menos de un año y, según el alcalde, el resultado será "acabar con las retenciones que se producen en la actualidad y va a acortar de forma significativa los tiempos de entrada y salida de la ciudad, además de aumentar la seguridad vial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios