Almería

La muerte de un trabajador en Ruescas acaba con 3 detenidos

  • La Guardia Civil cierra la investigación por el fallecimiento de un hombre al caer de un poste Acusados de un presunto delito de homicidio imprudente

La Guardia Civil en el marco de la operación Imprudente -abierta por la muerte de un trabajador en Níjar- ha procedido a la detención de tres personas como los presuntos autores de un delito de homicidio imprudente, así como de un delito contra el derecho de los trabajadores. Las detenciones se produjeron a finales del pasado mes de febrero. Los detenidos son M.B. D., vecinos de Almería y de 49 años, vecino de Almería; A. M., de 41, domiciliado en El Ejido y J. M. P. P., de 35 años, con domicilio en Roquetas de Mar.

Según un comunicado remitido por la Guardia Civil, las detenciones son el resultado de la investigación desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de Níjar, tras conocer el accidente laboral ocurrido sobre las 09:00 horas del pasado día 1 de febrero, cuando un operario de alrededor de cuarenta año reparaba la avería sufrida en un poste eléctrico próximo a la carretera AL-2301, a dos kilómetros del núcleo de población de Ruescas dentro del término municipal de Níjar. El trabajador se encontraba encaramado en la parte superior de un poste eléctrico de la línea de media tensión, a unos 14 metros de altura, cuando sufrió una descarga eléctrica que le hizo caer al suelo, lo que junto con las heridas sufridas tras la descarga le provoca el fallecimiento.

Desde ese momento la Guardia Civil se hace cargo de la investigación, al objeto de esclarecer los hechos que rodearon y dieron lugar a la muerte de ésta persona, intentando determinar porque la línea aérea tenía tensión en ese momento, cuando se supone que por ella no circulaba corriente alguna.

En principio, la Guardia Civil realiza un minucioso reconocimiento en el lugar, para posteriormente estudiar y conocer con exactitud el entramado, funcionamiento y distribución de las estaciones, subestaciones y líneas eléctricas, el recorrido y dirección de las diferentes líneas de tensión de la zona, así como el protocolo de trabajo de la empresa encargada del mantenimiento de la línea.

Fruto de estas complejas y laboriosas actuaciones, la Guardia Civil logra determinar que el ahora fallecido, subió al poste sin atar su arnés a la cuerda de seguridad, y sin que antes hubieran comprobado la ausencia de tensión y colocado las tomas de tierra portátiles en la totalidad de las fases para crear una zona de trabajo protegida y segura.

Así las cosas, y según las funciones de cada componente, la Guardia Civil ha determinado que el resto de los integrantes de la brigada de operarios, son los supuestos autores de un delito de homicidio imprudente, así como de un delito contra los derechos de los trabajadores, por una imprudencia grave, al no evitar que el fallecido subiera al poste, sin antes tomar las correspondientes medidas de seguridad oportunas.

Según han informado desde la Comandancia, la Guardia Civil mantiene la investigación abierta, no descartando nuevas detenciones o imputaciones relacionadas con los hechos. Además, informan que las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Almería.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios