Prostitución

El campo almeriense es destino de mujeres y niñas víctimas de trata

  • El I Congreso sobre esta problemática pone sobre la mesa la realidad de la provincia

Congreso celebrado en la capital almeriense Congreso celebrado en la capital almeriense

Congreso celebrado en la capital almeriense / Álvaro Fernández (ALMERÍA)

El campo almeriense es destino de mujeres y niñas víctimas de trata. Así lo ha puesto de manifiesto la directora de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp), Rocío Mora, en el I Congreso Provincial La trata con fines de explitación sexual, una forma más de violencia contra las mujeres, organizado por el Ayuntamiento de la capital.

Tal y como ha detallado Mora, de los 1.349 expedientes gestionados por Apramp a lo largo del pasado año en todo el territorio nacional, 300 eran de mujeres y niñas de la provincia de Almería. La gran mayorías de las actuaciones se han realizado en invernaderos donde el colectivo ha accedido junto con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

"Están totalmente controladas por esas mafias que están a su lado de manera permanente”

“Nos encontramos con una situación totalmente insalubre, en la que las mujeres no se preocupan por tener una identidad porque están totalmente controladas por esas mafias que están a su lado de manera permanente”, ha detallado la directora de Ampram, quien ha relatado que el colectivo entra a esos invernaderos “a través de supervivientes de la trata, que hablan su mismo idioma y que han pasado por esa situación”. “Si no lo hacen estas mujeres, las víctimas no van a enteder las verdaderas alternativas.

Inicio del congreso en la Casa de Las Mariposas Inicio del congreso en la Casa de Las Mariposas

Inicio del congreso en la Casa de Las Mariposas / Redacción (ALMERÍA)

Y es que estas supervivientes van a acompañar a las víctimas en todo su proceso. Desde que son detectadas, hasta que colaboran con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y hasta que son protegidas en nuestros pisos”. Para la portavoz de Apram se trata de “un grave problema, y ahí estamos indiciendo conjuntamente con el Ayuntamiento con acciones muy dirigidas a la formción y alternativas”. Las mujeres vienen a España a quedarse. No quieren volver a sus países de origen.

De las 1.349 mujeres que llegan hasta Apram, ninguna decide volver a su país, porque es como fracasar en ese proceso migratorio del que se habla muchísimo”. Rocío Mora ha incidido en que “la trata ya es una forma de violencia”, y hoy es el momento de visibilizarlo como una forma de violación de derechos fundamentales, y el que está a nuestro lado sumará y el que no será cómplice de esta realidad”. Mora ha considerado que los medios de comunicación “tenéis una responsabilidad absoluta”.

“Yo pido a la sociedad sensibilidad, visibilización, concienciación. Es muy fácil decir que están ahí porque quieren”

“Yo creo que el que hoy estéis aquí contando y preocupándonos por lo que está pasando en Almería, porque realmente es un destino de mujeres y de niñas víctimas de trata, es un gran paso adelante”. “Hay que crear acciones integrales que den asistencia a estas mujeres porque si no se las detectas y se las identifica conjuntamente con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, estas mujeres seguirán siendo inmigrantes irregulares que pasarán a nuestro lado, y no estamos dando la verdadera protección”. “Estamos haciendo lo que hacen las mafias, vulnerar sus derechos fundamentales”.

A juicio de la directora “el pacto de Estado habla de medidas muy claras y una de ellas, en la que nosotros nos hemos centrado es en la Ley de Trata de Protección y Asistencia a Mujeres y a Niñas. Pero no nos olvidemos que la trata no solo es con fines de explotación sexual. Hay otras formas que también hay que visibilizar. Por eso hablamos de protección integral de personas en todos los ámbitos”.

La directora de Apram ha incidido en que “si no se hace un trabajo conjunto de Administración y Entidades especializadas que están trabajando y están dando esa atención integral a las víctimas, las mujeres seguirán pasando a nuestro lado y no sabremos atenderlas ni identificarlas, ni derivarlas, ni denunciar. “Yo pido a la sociedad sensibilidad, visibilización, concienciación. Es muy fácil decir que están ahí porque quieren”. El Congreso tiene lugar entre los días 7 y 8 en la Casa de Las Mariposas de la capital.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios