Almería

El municipio vuelve a ser epicentro de los vinos nacionales más prestigiosos

  • El Restaurante Estación Purchena ha invitado a un eleco de bodegas en la tercera edición de sus Jornadas gastronómicas siguiendo con su apuesta por la calidad

El Restaurante Estación de Purchena, situado en el corazón del Almanzora, ofrecerá hasta el próximo 1 de diciembre unas jornadas en las que cobran protagonismo los vinos de algunas de las bodegas más prestigiosas del país, y los caldos más característicos del norte de la provincia.

Se trata de la tercera edición de unas jornadas que bajo el nombre Experiencias Gastronómicas, ofrecen desde el pasado 21 de octubre una descripción de los maridajes gastronómicos que mejor equilibrio presentan, aportando distintas recetas adaptadas para cada plato, a cargo del maestro cocinero de este restaurante, Ramón Sáez Montesinos.

Viñalmanzora de Serón estrenaba la edición de este año el pasado 21 de octubre, el pasado viernes, fue bodegas Bosquet, y su titular Gabriel Bosquet, quien hizo percibir los sabores y los efectos cuando se combinan los diferentes caldos. "Para los amantes de los placeres, la gastronomía es un arte y quienes gustan del placer completo, comprenden la importancia de la perfecta armonía entre lo que se come y lo que se bebe. Hay un vino para cada preparación culinaria y eso es lo que queremos mostrar a nuestros clientes con estas jornadas en las que este año los vinos adquieren un protagonismo especial" explica el responsable del restaurante Sáez Montesinos.

El próximo viernes 11 de noviembre, la prestigiosa Adega Familiar Eladio Piñeiro, aliñará el menú degustación, Finca Anegas el 18 de noviembre, y cerrarán esta edición, Silar de Silos y Bodegas Frontaura, el 1 de diciembre.

Vale la pena reservar una de las codiciadas mesas de este restaurante, y aprovechar la ocasión para aprender sobre la perfecta relación de armonía que se puede crear entre el vino y los alimentos que lo acompañan. Ramón Sáez es el responsable de cocina y el arquitecto culinario encargado de preparar cada jornada el menú degustación. Con gran experiencia utiliza las materias primas de la zona y elabora una cocina vanguardista mediterránea, siempre diferenciada por su estilo propio, su toque personal en cada plato.

Todo esto en un entorno cargado de historia, la vieja estación de ferrocarril de Purchena que circuló por última vez en diciembre de 1.984 y que volvía a recobrar vida gracias a la apuesta del restaurador, Ramón Sáez y Horts Markus. El andén de la antigua estación se ha convertido una amplia terraza chill out, y su salón ha sido rediseñado y adaptado para crear un ambiente casi minimalista donde el comensal se siente como en casa. Numeroso público ha vuelto a asistir a estas citas, que año tras año consolidan al Restaurante Estación de Purchena, como un espacio diferente en la oferta gastronómica del Almanzora.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios