Almería

La natalidad se derrumba en Almería

  • En apenas 40 años, las madres almerienses han reducido los nacimientos a la mitad

  • La edad media para tener el primer hijo se sitúa ya en más de treinta años

Responsable del servicio de ginecología realizando una ecografía a una mujer embarazada. Responsable del servicio de ginecología realizando una ecografía a una mujer embarazada.

Responsable del servicio de ginecología realizando una ecografía a una mujer embarazada.

Que Almería siga siendo la provincia de la península con mayor tasa de natalidad no significa que sus datos no deban empobrecerse. De hecho, así es. No lo hacen al ritmo del resto de las provincias debido a la multiculturalidad existente y a la media de hijos que tienen las madres extranjeras, pero, aún con todo, la natalidad en Almería se está derrumbando. En 1975, la tasa bruta de natalidad en la provincia era 19,83 nacimientos por cada 1000 habitantes, en 2018 apenas llega a los 10,46.

Almería tiene las madres con menor edad y una de las tasas de natalidad más elevadas, pero la historia está comenzando a cambiar

La provincia de Almería es el termómetro español en cuanto a natalidad y edad de las madres, pues posee las madres con menor edad y una de las tasas de natalidad más elevadas, pero la historia está comenzando a cambiar.

Tasa Bruta de Natalidad en Almería Tasa Bruta de Natalidad en Almería

Tasa Bruta de Natalidad en Almería

España vive sumida desde hace décadas en un bajo nivel de natalidad, que viene acompañado por un incremento en la edad a la que se tienen los hijos y eso se debe a la incorporación de la mujer al mercado laboral, pero también por un cambio de costumbres. La gente, simplemente, prefiere tener a sus hijos e hijas más tarde.

En 1975, la edad media de las madres almerienses era de 28,41, y en 1988 de apenas 27. En la actualidad, la edad media se ha situado muy cerca de los 31 años.

En 1975, la edad media de las madres almerienses era de 28,41, y en 1988 de apenas 27. En la actualidad, la edad media se ha situado muy cerca de los 31 años. Las almerienses tienen 1,6 hijos de media. Tan sólo Ceuta y Melilla, otra vez, tienen datos más elevados en este sentido, con 2,15 y 2,35 hijos de media por madre. Ninguna provincia, salvo estas dos, alcalza la cifra de dos hijos por cada madre. Pero es que en 1975, el número de hijos por madre en Almería era de casi tres.

Los tiempos han cambiado desde entonces. En cierta medida, Almería también se ve contagiada por el fenómeno que se produce en Ceuta y Melilla. La inmigración es una de las causas, ya que la procedencia de las mujeres que llegan a esta provincia rebaja sustancialmente la media de edad, pues suelen ser madres en edades más tempranas. Pero también inciden en el número de hijos, pues la cultura árabe, de las que proceden la mayoría de inmigrantes de la provincia almeriense, sigue manteniendo índices de natalidad bastante más elevados que los de la cultura de países occidentales.

El mayor número de nacimientos también tiene que ver con la ubicación de la zona. Los municipios costeros son los que se llevan la palma.

Así que contribuyen de forma esencial en el desarrollo demográfico de la provincia de Almería. La evolución de la tasa de natalidad muestra también una intensificación de este indicador que se corresponde con el periodo de mayor crecimiento económico en Almería y el resto de Andalucía, especialmente en la segunda mitad de la primera década del siglo XXI.

El mayor número de nacimientos también tiene que ver con la ubicación de la zona. Los municipios costeros son los que se llevan la palma. Su población es mayor y el número de inmigrantes también se encuentra en esa relación. En cuanto a la edad, la provincia almeriense se dirige hasta un exceso. Eso ha provocado que la tasa de natalidad haya caído en varios puntos en los últimos años.

Aún así, Almería sigue a la cabeza de partos de toda la península ibérica, a la par que Ceuta y Melilla. Pero profundizando aún más en la provincia, tratando de hacer un barrido sobre cómo se distribuyen las madres en la provincia y, sobre todo, en qué número, los datos hacen centrar las miradas sobre una zona, la del bajo Andarax, y, en concreto, sobre los municipios de Huércal de Almería (con 17,8 nacimientos por cada mil habitantes), Benahadux (17,9) y Viator (18,3). Con ellas, tan solo pueden rivalizar, y las siguen de cerca, Vegas del Genil (18,3‰), Alhendín (17,74‰) y Las Gabias (17,1‰) en la provincia de Granada; y Umbrete (18,7‰), Bollullos de la Mitación (18,6‰) y Espartinas (16,6‰) en la provincia de Sevilla según los datos ofrecidos por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, que ha detallado el volumen de nacimientos de todos los municipios de la comunidad.

Como conclusión de este estudio por parte del instituto, y eso sucede con el Bajo Andarax y sus circunstancias, destacan el hecho de que algunos municipios de las áreas metropolitanas de Andalucía que presentan los valores más elevados de este indicador, reflejando la existencia de una población joven, caso de huércal de Almería, Viator y Benahadux.

En los últimos veinte años, estos tres pueblos han aumentado exponencialmente el número de nacimientos al año por cada mil habitantes. Por ejemplo, en 1980, Benahadux tenía 13,4 (3,5 puntos menos que en la actualidad), Viator 12,1 (6,2 menos)y Huércal de Almería 16,36 (1,4 menos)..Almería tiene dos zonas diferenciadas, la costa, con especial incidencia en el  Poniente, donde han nacido el 80% de las últimas 200.000 personas de toda la provincia, y el interior, que cada vez se ve más sometido al abandono rural, con todo lo que eso conlleva. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios