Almería

Casi 600 niños no tendrán plaza de comedor el próximo curso

  • De los 23 centros públicos de Infantil y Primaria, sólo 15 prestas este servicio extraescolar

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de El Ejido ha hecho público esta semana que 578 solicitudes de comedor han quedado desatendidas para el curso escolar 2016-2017. Por ello, desde el gobierno local han mostrado su "preocupación" para que se atienda la falta de plazas de comedor que presentan la mayor parte de los colegios del municipio.

En esta línea, la concejala ejidense del área de Educación, Julia Ibáñez, ha recordado que "El Ejido cuenta con 23 centros públicos de educación en los que se imparte educación Infantil y Primaria, de los que tan sólo 15 cuentan con este importante servicio complementario y que, a pesar de ello, presentan deficiencias en cuanto al número de plazas ya que las actuales resultan insuficientes para cubrir la importante demanda existente".

En este mismo sentido, Julia Ibáñez aseveró que "existen centros como es el del CEIP Almerimar que tiene pendiente de admisión 121 solicitudes o el Miguel Servet de Balerma, dónde 69 escolares se quedarán el próximo curso fuera". La edil también se ha referido a aquellos centros en los que dotarlos de este servicio resulta prioritario, ya que actualmente carecen de él pese al alto número de matriculaciones que registran cada curso. "Ese es el caso del CEIP Ciavieja, una importante reivindicación por parte del AMPA desde hace años y que no es una cuestión ajena a la delegación de Educación", remarcó Julia Ibáñez. Es más, como ha recalcado, "se trata de una cuestión que el alcalde, Francisco Góngora, ha solicitado personalmente a la delegada provincial de Educación y que, además, ha sido abordado en el último Consejo Escolar".

Asimismo, Ibáñez ha aludido a que "es precisamente en junio cuando hay que solicitar una plaza de comedor y es en esa fecha cuando se cierra la campaña de trabajo en el sector agrícola, una circunstancia que lleva en numerosas ocasiones a no poder acreditar el trabajo a la hora de solicitar un aplaza de comedor y, por tanto, este hecho acarrea una consiguiente merma de puntos en la baremación".

En definitiva, la concejala ejidense ha remarcado que los comedores escolares son un servicio "que resulta de gran utilidad para los padres y madres y ayudarles así a conciliar la vida laboral y familiar. Además, constituyen una pieza importante para mejorar los hábitos alimenticios de los niños y prevenir problemas de salud". Asimismo, "la mayor parte de las familias, con hijos en edad escolar, son familias trabajadoras en las que tanto el padre como la madre realizan una gran actividad laboral, fuera del ámbito familiar y por tanto, precisan de servicios tan imprescindibles como el de comedor, aula matinal o actividades extraescolares", ha expuesto la responsable municipal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios