Almería

Las normas de acústica, publicidad y terrazas se afianzan en pleno

  • Aprueban las Ordenanzas que regularán buena parte del sector hostelero en el futuro inmediato

Las cuatro ordenanzas de la polémica, retiradas del pasado pleno a petición del portavoz socialista, Juan Ortega, para estudiar la documentación y realizar propuestas, fueron ayer aprobadas por mayoría del equipo de Gobierno. Pertenecientes al Área de Gestión de la Ciudad, estas son las normas que regularán la Protección contra la Contaminación Acústica, sobre la Protección y Tenencia de Animales de Compañía y potencialmente peligrosos, sobre la Publicidad en el Exterior y sobre la imagen de las terrazas.

Pese a las enmiendas que presentaron los grupos de la oposición, el texto que regula la norma en cada caso se mantiene, a pesar de la reiteración durante la sesión de ayer de incluir algunas de ellas.

La norma reguladora relativa a la contaminación acústica está destinada a garantizar el descanso de los vecinos. En este sentido, Izquierda Unida y Partido Socialista se abstuvieron en la votación, pues consideran que "la inversión económica que tendrían que afrontar muchos comerciantes es preocupante", subrayó Ricardo Fernández, portavoz de IU, entre otros aspectos restrictivos, además de las lagunas que consideran que posee esta norma, como por ejemplo, "la manera en la que va a afectar a las atracciones musicales del sector hotelero". Otra de las dudas de la oposición estriba en que velar por el cumplimento de esta ordenanza, competencia de la Policía Local, no es viable "con los recursos de los que dispone" y se preguntan si se creará "se creará una brigada especial para su cumplimiento", cuestionó Fernández.

Igualmente, el grupo socialista aseguró por boca de su portavoz, Juan Ortega, que esta Ordenanza cuenta con un "exceso de prohibiciones" y subraya que "se va a perjudicar a un sector muy tocado de por sí, como es el de los comercios locales. Ya sabemos la poca predisposición que tienen los turistas a salir de los hoteles y no les ofrecemos nada. Roquetas se va a convertir en un municipio en silencio".

Por su parte, la teniente alcalde, Eloísa Cabrera, hizo hincapié la responsabilidad del equipo de Gobierno en poner en marcha esta Ordenanza y "la importancia de respetar los vecinos del municipio, que tienen derecho al descanso. No es una ordenanza que nos hayamos sacado de la chistera, pues está implantada en otras importantes ciudades de costa españolas, como Santander o Málaga, y mucho más restrictivas".

La ordenanza reguladora de terrazas fue aprobada con el voto en contra de todos los partidos de la oposición. Esta norma, consensuada con la Asociación de empresarios hosteleros de la provincia, ASHAL, delimitará la forma y estructura de toldos, cobertura, diseño de sillas y mesas. En este sentido, Juan Ortega, volvió a incidir en lo "excesivo" de su regulación y señaló que es "otro hecho que pone en serio peligro al sector turístico, más que modernizar y potenciar la imagen del municipio".

La que puede ser la Ordenanza más polémica, la correspondiente a la regulación de la publicidad en la calle, tampoco contó con el apoyo de los grupos de la oposición. El equipo de Gobierno defiende que con este texto se impulsa una ciudad más limpia, acogedora, ordenada y visualmente más atractiva para los vecinos y visitantes.

Estas normas entran ahora en un periodo de alegaciones de treinta días en exposición pública, "tiempo en el que estamos dispuestos a escuchar para mejorar sus aspectos técnicos", explicó la teniente alcalde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios