Almería

Una nueva falla que causa terremotos de alta magnitud

  • En su continuo rastreo en el Mar de Alborán, los científicos localizan nuevas cambios en las profundidades

Vista lateral sobre el Mar de Alborán del buque Hespérides. Vista lateral sobre el Mar de Alborán del buque Hespérides.

Vista lateral sobre el Mar de Alborán del buque Hespérides. / diario de almería.

Un equipo internacional de científicos liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado una nueva falla en el mar de Alborán. Según la investigación, la fractura produce escasa deformación en el fondo marino, pero sí "terremotos de magnitudes relativamente altas", como el de magnitud 6,3 en la escala Richter que afectó a la ciudad de Melilla y varias zonas de Andalucía en enero de 2016.

El trabajo, que aparece publicado en la revista 'Tectonics', sitúa la nueva falla en los límites entre las placas tectónicas euroasiática y africana en el mar de Alborán. Hasta ahora, la principal falla conocida en esta zona era la de Al-Idrisi.

Según explica el principal autor del trabajo, Jesús Galindo-Zaldívar, investigador en el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (centro mixto del CSIC y la Universidad de Granada), los científicos se propusieron cartografiar el fondo marino tras el terremoto de enero de 2016, que causó daños notables en Melilla y otras ciudades marroquíes, así como estudiar la sismicidad de la zona, ya que esta no se correspondía con la posición de la falla de Al-Idrisi, que afecta a la zona central y sur del mar de Alborán.

"Nuestra investigación confirma que la sismicidad inicial está asociada a una falla en un estado inicial de formación, que tiene una dirección Noreste-Suroeste y que produce escasa deformación en el fondo marino", añade.

Entre las conclusiones del estudio, el experto destaca también que continúa la formación del arco de Gibraltar entre Iberia y África con la migración de la deformación tectónica hacia el Oeste. En cuanto a la sismicidad, esta se extiende también hacia el Norte, afectando a la región del Campo de Dalias (Almería).

La nueva zona de falla localizada, que se extiende hacia Marruecos, fue asimismo la causante de otros dos terremotos registrados en 1994 y en 2004. Este último, de magnitud entre 6,1 y 6,3 grados en la escala de Richter, afectó principalmente a la región de Alhucemas, en el norte de Marruecos, y causó más de 600 muertes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios