Almería

Los números rojos de El Ejido llegan a más de 240 millones de euros

  • El nuevo equipo de gobierno se enfrenta a una "situación real de quiebra" y comienza a buscar las soluciones de futuro · Un Plan de Ahorro Energético pretende mejorar las maltrechas arcas municipales

Comentarios 2

Llega el momento de buscar entre los cajones las haberes de una de las localidades de mayor número de habitantes de la provincia y sólo se encuentran deudas. Ese es el resultado del trabajo de las últimas semanas del Partido Popular al frente del Ayuntamiento de El Ejido y que da pocas posibilidades de maniobra al concejal de Hacienda, José Francisco Rivera.

Tras varias semanas de trabajo y tras un Plan de Saneamiento que se inició ya en la pasada Corporación, el montante global aproximado de deuda se estima en los 240 millones de euros, con un nivel de endeudamiento en porcentaje, en el máximo de límite legal, el 110 %.

La única solución, por el momento, son los recortes de futuro, aunque no por ello se retrasarán los pagos y entre las primeras medidas adoptadas, según el edil encargado de la hacienda municipal, y será necesaria una renegociación del calendario de pago con entidades financieras.

En este sentido, sentencia Rivera, "ahora mismo el Ayuntamiento no está pagando a proveedores ni puede establecer ningún calendario hasta que no haya cerrado ningún instrumento económico y pueda conocer la capacidad de ahorro real. Todavía no se han aprobado los Presupuestos de este año y, además, tampoco se ha aprobado la liquidación del año 2010, en lo que se está trabajando intensamente". Las dificultades no son pocas, más cuando las cifras definitivas pueden incluso superar la deuda ya encontrada, "veremos qué magnitudes reflejan; pero la situación real es de quiebra".

Además, los propios vecinos han podido ver cómo comenzaban a darse los primeros tijeretazos a los gastos menos necesarios. Desde los recortes en telefonía a eliminación de gastos en fiestas como los 60.000 euros que se eliminaron de la partida destinada a las fiestas de San Isidro, principalmente en iluminación. También los vecinos de Balerma han visto eliminada la hoguera de San Juan, que suponía un gasto de unos 4.000 euros; al igual que la invitación posterior.

El equipo de trabajo que dirige Francisco Góngora como alcalde ya se encuentra en plena elaboración de un Plan de Ahorro Energético, cuyo principal objetivo es el de recortar el gasto en alumbrado público, con la que se pretende conseguir un ahorro considerable para las arcas municipales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios