Movilidad y contaminación acústica

Un centenar de vecinos de la zona de la movida rechaza la peatonalización

  • Registran firmas instando al Ayuntamiento a que reconsidere el proyecto de las Cuatro Calles. Están convencidos de que el problema del ruido se agravará ante la posible proliferación de terrazas de bares

Infografía de la plaza resultante con el proyecto de peatonalización Infografía de la plaza resultante con el proyecto de peatonalización

Infografía de la plaza resultante con el proyecto de peatonalización

Cuando el Ayuntamiento de Almería está, como podría decirse, calentando motores para comenzar en cuestión de días la nueva tanda de obras de peatonalización, vecinos de la zona de la movida (la conocida como Cuatro Calles), han presentado ante el Registro Municipal un centenar de firmas contra el proyecto planteado al considerar que acabará desencadenando mayores problemas en materia de ruidos con dificultades añadidas de accesibilidad al barrio para los residentes.

El escrito, con entrada en el Registro General fechada el pasado lunes, está encabezado por la Asociación de Vecinos Alborán, ya conocida en el Consistorio por las quejas y denuncias que lleva trasladando por la contaminación acústica procedente de bares y terrazas con actividad en este punto del centro histórico. Con el respaldo de más de cien firmas, el colectivo vecinal solicita al equipo de gobierno reconsiderar el proyecto, cuyas obras están adjudicadas desde el mes de agosto a la empresa Construcciones Glesa, la cual espera la orden de inicio de obras por parte de la Concejalía de Urbanismo e Infraestructuras.

El presidente de la Asociación de Vecinos Alborán registra el centenar de firmas recogidas El presidente de la Asociación de Vecinos Alborán registra el centenar de firmas recogidas

El presidente de la Asociación de Vecinos Alborán registra el centenar de firmas recogidas

En la exposición de motivos con la que los vecinos respaldan su solicitud se explica que han mantenido “reuniones con el alcalde en materia de ruidos, asegurando y prometiendo actuaciones que hasta la fecha no se han cumplido, y menos aún se van a cumplir al peatonalizar”. Consideran que este proyecto “solo servirá para que estos espacios sean ocupados por nuevas terrazas o ‘chiringuitos’ de los bares actuales o futuros que se instalen en la zona, con lo cual se agravará más aún la convivencia vecinal”.

Indican otras consideraciones que les hacen recelar de la actuación municipal, como la accesibilidad. “La peatonalización propuesta trae consigo estrangular o asfixiar la zona porque el único acceso a la misma es a través de la calle Padre Luque y, si ésta se inhabilita”, se preguntan cómo hacer llegar hasta sus domicilios o establecimientos “compras, maletas, suministros, etc.” Remachan que, por ello, se oponen “tajantemente” al cierre de la citada calle, además de la parte norte de la de San Pedro y de la calle Antonio González Egea.

Los vecinos han reclamado, por otro lado, la retirada de los postes de electricidad que aún quedan en el casco antiguo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios