Almería

La picaresca de aparcar en el Parque Natural se acabó

  • La Junta ha publicado en el BOJA la disposición para que el Ayuntamiento vele por la entrada a las playas y evite que bañistas aleguen ir a un restaurante y no lo hagan

Comentarios 1

Se acabó la picaresca. Ya será imposible aparcar dentro del Parque Natural Cabo de Gata Níjar alegando que se va a almorzar en el nuevo chiringuito ubicado cerca de la playa de Los Genoveses. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicaba ayer la resolución del acuerdo entre la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Níjar a través del cuál la primera cede la potestad de restringir el acceso de vehículos a las playas naturales situadas en la zona poniente del núcleo urbano de San José, durante el período comprendido entre el 5 de julio y el 2 de septiembre.

Como ya adelantara este periódico, el Ayuntamiento vuelve a velar por la preservación de este importante espacio natural con una barrera que limitará el acceso hasta que se complete el aforo de los aparcamientos habilitados en las playas: uno en Los Genoveses, y el otro al lado de Mónsul, que cuenta con pasarelas para acceder a la misma. Los aparcamientos que había para acceder a la Cala de la Media Luna y el que estaba habilitado otros años junto a Cala Carbón, se han suprimido.

La novedad está en que ahora agentes de Protección Civil de Níjar controlarán los aparcamientos e informarán a sus compañeros ubicados en la barrera de acceso -situada en el límite con el casco urbano de San José- de si es posible o no el acceso de más vehículos, que este año será gratuito. De esta manera se evitará, como han señalado fuentes del Ayuntamiento de Níjar, que turistas y bañistas alegaran acceder al Parque Natural para comer en el establecimiento de la cadena Grupo Playa y Cortijos 'La Fábrica de Genoveses' y luego aparcaran en la playa saturando los puntos destinados para tal fin y, en otros casos, aparcando en el camino o en los alrededores con el consiguiente deterioro del entorno.

En cualquier caso, el Ayuntamiento ya anunció que en caso de producirse una grúa municipal los retirará sin previo aviso.

Una determinación que viene respaldada por la valoración que realiza la Consejería de Medio Ambiente que señala que existe un exceso de tráfico rodado a estas playas a través del camino que une San José con las mismas "por lo que se considera que el flujo de vehículos motorizados en el interior de este sector en época estival supera la capacidad de carga del mismo y supone un factor de degradación de sus valores naturales y paisajísticos, además de un riesgo para la seguridad y el bienestar de las personas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios