DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribunales

Le piden casi 11 años por maltrato a su expareja, a la que pateó embarazada

  • La Fiscalía sostiene que a los tres o cuatro meses de iniciar la relación comenzó a golpearla, insultarla y controlarla

Sede de la Audiencia Provincial de Almería Sede de la Audiencia Provincial de Almería

Sede de la Audiencia Provincial de Almería / D.A. (Almería)

La Fiscalía ha solicitado penas que suman diez años y cuatro meses de prisión para un hombre acusado de maltratar a su pareja, a la que llegó a patear en el vientre cuando estaba embarazada de su segundo hijo.

La calificación del fiscal señala que el acusado fue ya condenado en 2009 por un delito de “violencia de género-lesiones y maltrato familiar”, y en 2010 por los mismos ilícitos penales.

Añade que a los “tres o cuatro meses” de iniciar en 2007 su relación de convivencia con la víctima, aunque la misma ha sido interrumpida en “múltiples ocasiones”, como cuando ella lo denunció en 2008 y se le impuso una orden de alejamiento, la insultó, atemorizó y golpeó de “forma continuada y en presencia de uno de los hijos menores de tres años”.

Sostiene el fiscal que lo hizo con ánimo de “menoscabar la integridad física y psíquica” de la mujer. En este sentido, mantiene que el acusado, presuntamente, la agredió por primera vez porque habló con un amigo por Internet, cogiéndola del pelo y propinándole bofetadas.

Asegura que cuando la víctima se quedó embarazada de su segundo hijo, le decía que “el niño no era suyo”, llegando a darle, en una ocasión, patadas en el vientre.

“A partir de este momento, los golpes hacia la víctima se repetían dos o tres veces por semana, sobre todo cuando al acusado le faltaba la marihuana”, asevera el fiscal, quien añade que le daba puñetazos en la cara, mordiscos y tirones de pelo, a la vez que la insultaba y le decía: “No sirves para nada”.

Afirma el Ministerio Público que también la atemorizaba al manifestarle que le “iba a hacer daño a su familia o prenderle fuego a la casa si se iba”. “Además de estas situaciones, la víctima tenía que soportar que la aislara de su familia y de sus amistades”, apostilla.

El fiscal subraya que, presuntamente, pegó al niño de tres años y éste llegó a orinarse a causa del miedo, así como que la mujer no lo ha denunciado otras veces y permanecido con él por “temor a que le hiciera algo a sus hijos o a su familia”.

El último episodio recogido en el escrito del fiscal ocurrió en 2012, cuando supuestamente le rompió tres dientes a la mujer, que en esta ocasión sí fue atendida en un hospital, si bien mantuvo que se había golpeado con el lavabo por miedo a “represalias”.

La Fiscalía acusa al investigado por un delito de maltrato habitual, por el que interesa tres años y cuatro meses de prisión; por un delito de lesiones, por el que pide cinco años de cárcel; por un delito de maltrato contra la mujer, por el que reclama un año de presidio, y por un delito de maltrato doméstico, por el que solicita un año de prisión.

Además, pide diversas órdenes de alejamiento, y el pago de indemnizaciones de 14.68,66 y 12.866,66 euros a la víctima.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios