Coronavirus Almería "Es una polémica estéril, somos sanitarios y bajamos al barro desde el primer día"

  • Los responsables del Distrito Sanitario de Almería sobre los que se ha puesto el foco por vacunarse medicalizan residencias, visitan consultorios e instalaciones que reciben a inmigrantes. Y el director de Enfermería forma parte del equipo de vacunación que administra las dosis en residencias

Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, en la vacunación en Indasalud de Sorbas Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, en la vacunación en Indasalud de Sorbas

Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, en la vacunación en Indasalud de Sorbas

El director de Enfermería del Distrito Sanitario de Almería, Miguel Zapata, no entiende la "estéril polémica" surgida en torno a su vacunación y a la de otros dos cargos directivos del Distrito al tratarse, según explica, de profesionales que prestan servicio asistencial desde el primer momento y, por tanto, sanitarios que están expuestos y en primera línea de la batalla frente la COVID-19 como el resto de facultativos que han recibido ya las dos dosis de la vacuna Pfizer.

Después de 20 años de trabajo y una dilatada trayectoria reconocida por sus compañeros, pacientes y autoridades sanitarias, no alcanzan a comprender cómo se les ha situado en el centro de una controversia irreal porque su situación es completamente ajena a la de políticos y otros cargos técnicos y burocráticos del entramado del conjunto de administraciones de diferentes provincias del país a los que se inoculó la dosis sin ningún criterio médico ni científico.

Tanto Miguel Zapata como Gloria Benavides, directora de Salud del Distrito Sanitario de Almería, como Teodoro Gómez, director-gerente del Distrito Sanitario y además es coordinador regional de Migración, vienen trabajando de forma intermitente a pie de campo contribuyendo a afianzar las actividades asistenciales en un terreno ignoto cuando las circunstancias lo requerían bien por la incertidumbre de una crisis inesperada, por la falta de profesionales e incluso por facilitar los descansos del equipo.

“Desde el primer día nos bajamos al barro, nosotros hicimos las primeras PCR de la pandemia para dar seguridad al resto de compañeros en un momento de incertidumbre y también hemos medicalizado las residencias con los brotes”. Miguel Zapata y sus compañeros se enfundaba su equipo de protección y entraban sin pensárselo en habitaciones con positivos, como el resto de sanitarios que se han pasado el mes de enero vacunando, de ahí que le resulte inexplicable que alguien pueda criticar que recibirá la dosis frente a la COVID-19.

Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, durante la vacunación en residencias Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, durante la vacunación en residencias

Miguel Zapata, director de Enfermería del Distrito, durante la vacunación en residencias

Es más, los tres directivos han estado al frente de la medicalización de las residencias cuando se han producido brotes por infección del SARS-CoV-2, valorando los primeros la situación en la que se encontraban los pacientes, los medios con los que se contaba y asumiendo la gestión para una correcta sectorización, establecimiento de circuitos y detección de posibles focos de transmisión del virus.

Así lo hicieron en los centros Santa Teresa Jornet, Ballesol, Valleluz de Íllar (en dos ocasiones), El Zapillo que también visitaron como centro de evacuación, El Manantial de Terque, Los Jardínes de La Cerca y Cortijo Limonero de Pechina. "Normalmente los tres medicalizamos, hacemos la inspección y levantamos acta. No es un puesto burocrático como están planteando algunas personas no sabemos con qué intencionalidad. Se equivocan tratando de generar una polémica estéril".

El director de Enfermería es uno de los catorce integrantes del equipo de vacunación del Distrito Sanitario que se ha formado específicamente para la administración de las dosis y ha visitado un importante número de residencias con las unidades itinerantes los días 2 y 23 de enero, en jornadas de mañana y tarde, la mayoría en fines de semana y sin remuneración adicional. "También realizamos visitas a los centros de salud, a los cribados poblacionales y a las actividades en las instalaciones portuarias donde se reciben a los inmigrantes y se gestionan las PCR porque el director del Distrito es el Coordinador Regional de Migración", concluye Zapata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios