Almería

Todo el pueblo de Arboleas llora la muerte de su alcalde

  • El adiós a Francisco Pérez Miras congregó a más de 1.500 habitantes, a la totalidad de alcaldes del norte de la provincia y a los representantes de las instituciones de la vida política almeriense

Más de 1.500 personas acudieron ayer al entierro de Francisco Pérez Miras, alcalde de Arboleas desde el año 2003 y concejal del Partido Socialista desde el inicio de la tercera legislatura de la democracia española.

Media vida dedicada a la política municipal de su pueblo, hacían de esta despedida a pesar del frío y la lluvia, una de las más multitudinarias que se recuerdan. Una multitud sin precedentes acudió ayer al entierro del primer edil, entre familiares, amigos, vecinos de todo el Almanzora y diferentes autoridades como el Consejero de Agricultura, Martín Soler, el Delegado del Gobierno, Manuel Recio, el Presidente de la Diputación, Juan Carlos Usero, Delegados como Clemente García, Juan Deus o Luis Caparrós, además de diferentes alcaldes de la zona como Luis García Collado, primer edil de Huercal Overa, José Pérez, alcalde de Oria, José Luis Cruz de Vélez Rubio o José García alcalde de Albox.

Ningún edil del norte de la provincia quiso faltar al último adiós de Pérez Miras, que ha fallecido a sus 51 años de edad, después de una larga enfermedad. La tristeza y el dolor se palpaban en el ambiente, todos coincidían en resaltar "la gran persona que era". Es el caso de compañeros como el Presidente de la Mancomunidad de Municipios del Almanzora y alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo, que lo define como "un gran alcalde pero por encima de todo un buen hombre, que tanto en lo personal como en lo profesional ha tenido que lidiar con muchas dificultades y siempre las ha salvado con la nobleza que lo caracterizó durante toda su visa".

El aplauso a la salida del féretro del Ayuntamiento, donde se instaló la capilla ardiente, fue uno de los momentos más emotivos de la mañana; era el último abrazo de los vecinos que quisieron así arropar a su alcalde y a toda su familia. La madre y hermanos visiblemente afectados, marchaban a la cabeza de centenares de personas en absoluto silencio. A la llegada a la Iglesia Santiago Apóstol le esperaban su esposa y cuatro hijos sin poder contener las lágrimas.

El templo se quedó pequeño para acoger a todos los asistentes, así que muchos tuvieron que esperar en la plaza mientras hablaban de "un amigo" como lo definen la mayoría de sus compañeros. Antonio Lucas, alcalde de Olula del Río, afirmaba emocionado "era una persona que siempre tenía una sonrisa, una buena persona que ha conseguido transformar Arboleas". Clemente García, Delegado de Medio Ambiente, resaltaba su trayectoria política y lo definía como "una persona pulcra que ha trabajado duro por conseguir lo mejor para su pueblo".

A pesar de la tristeza, la fotografía de ayer era la de todo un pueblo, desafiando al tiempo, para estar presente en la despedida de uno de los propulsores de la transformación de Arboleas, Francisco Pérez Miras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios