Coronavirus Almería Juan de la Cruz Belmonte: “Nos estamos relajando en exceso y el virus sigue aquí”

  • El delegado territorial de Salud y Familias reclama un último esfuerzo a los almerienses: “Nos jugamos mucho, la salud que es lo más importante, pero también la recuperación económica”

“Nos estamos relajando en exceso y el virus sigue aquí” “Nos estamos relajando en exceso y el virus sigue aquí”

“Nos estamos relajando en exceso y el virus sigue aquí”

Cuando a mediados de febrero del pasado año, el concejal veratense del PP y farmacéutico Juan de la Cruz Belmonte tomó posesión de su cargo como delegado territorial de Salud y Familias no imaginaba, ni de lejos, que un año después tendría que estar al frente de un operativo provincial de sanitarios para hacer frente a una crisis planetaria que ha costado la vida a 53 almerienses y ha contagiado a más de 1.250 personas. Superada la primera fase de la pandemia, la de mayor letalidad del coronavirus, la desescalada está conllevando cierta relajación de las medidas de prevención y nada más lejos de la realidad. El delegado tiene claro que, a pesar de que se ha rebajado la presión hospitalaria, la batalla contra la COVID-19 se libra ahora: “Es un verano excepcional en el que nos jugamos mucho, la salud que es lo más importante para todos, pero también la recuperación económica”.

La curva de los contagiados en la provincia (en la parte inferior de estas páginas) pone de manifiesto la evolución desfavorable que ha tenido la pandemia, a pesar de que la inmensa mayoría (95%) de los infectados hoy por el virus SARS-CoV-2 son asintomáticos, con un pronunciado repunte en julio. Una especie de segunda ola que se ha anticipado en la provincia y obliga a poner toda la carne en el asador. Y ese esfuerzo que pide Juan de la Cruz Belmonte pasa por cumplir las normas de distancia, higiene y uso de la mascarilla. “Creo que nos estamos relajando en exceso con las reuniones de amigos y familias, tenemos la idea de que ha pasado, pero el virus sigue estando aquí”, argumenta el delegado.

Y traslada el mensaje de cautela y prudencia principalmente a los jóvenes que se encuentran bien, se sienten inmunes y no sospechan que puedan ser portadores de la enfermedad. “Un hijo o nieto que no se pone la mascarilla, no cuida la higiene y no guarda la distancia puede matar a lo que más quiere de su familia que son sus padres y abuelos porque no todos pueden soportar la carga viral”. En este sentido, la delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Maribel Sánchez, definía este nuevo escenario epidemiológico como un “cóctel molotov” que podría provocar la “tormenta perfecta”. A su juicio, “por muchos test que se hagan, si como sociedad no nos lo tomamos en serio se nos irá de las manos”.

La edad media de los nuevos positivos por PCR ha bajado a 35 años y se dan pocos casos en mayores de 65, pero desde Salud recuerdan que es un virus silencioso que ha matado ya a medio centenar de personas en la provincia y puede aflorar su letalidad en cualquier momento con determinados pacientes de riesgo y colectivos vulnerables. Los brotes activos tanto en Poniente como Níjar preocupan a las autoridades sanitarias por su capacidad de propagación, si bien en ningún momento se han planteado la posibilidad de retroceder en la desescalada sumar restricciones a las establecidas y a las que han ido sumando los ayuntamientos a los que agradece su colaboración y lealtad institucional.

Los errores de la población, en base a la percepción de sanitarios y epidemiólogos, se producen en las reuniones multitudinarias y se ha comprobado que también está incumpliéndose la obligación de las mascarillas en conocidos que comparten trabajo, restaurante o coche. El aumento de la movilidad y la relajación de la prevención son dos factores determinantes para esta segunda ola que ya atraviesa la provincia desde principios de mes. También relaciona el tirón de la curva con el incremento de las pruebas y tan sólo en julio serán más de 10.000 en los tres distritos sanitarios. Belmonte garantiza la “preparación” de los hospitales de la provincia ante un aumento de los ingresos. “Va a ser un verano intenso, todo el mundo al pie del cañón”, asegura agradeciendo a los profesionales su gran esfuerzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios