Atentado contra personal sanitario

Familiares de una parturienta agreden a una matrona y a una auxiliar en Torrecárdenas

  • La Policía Nacional tuvo que intervenir en el altercado que ocurrió en la madrugada el lunes al martes pasado en el hospital Torrecárdenas de la capital

  • Las víctimas recibieron insultos, amenazas, empujones y puñetazos tras pedir a los acompañantes de la paciente que iba a dar a luz que hicieran menos ruido

Complejo Hospitalario Torrecárdenas donde ocurrieron los hechos. Complejo Hospitalario Torrecárdenas donde ocurrieron los hechos.

Complejo Hospitalario Torrecárdenas donde ocurrieron los hechos. / Redacción (Almería)

Una matrona y una auxiliar del hospital Torrecárdenas fueron agredidas en la madrugada del lunes al martes pasado en el hospital Torrecárdenas por los familias de una mujer que ingresó para dar a luz. Según un comunicado del Colegio Oficial de Enfermería de Almería, en el que condena enérgicamente los acontecimientos, la Policía Nacional tuvo que intervenir para zanjar el violento episodio y detuvo a tres personas, entre ellas a una menor de edad.

A la paciente la acompañaban diez personas más del máximo permitido y nadie abandonó el pasillo del hospital cuando los sanitarios le indicaron que no estaba permitido tanto ruido ni tantos acompañantes

Según explican desde el Colegio de Enfermería de Almería, los hechos ocurrieron alrededor de las cuatro de la madrugada. Antes, a medianoche, una mujer en avanzado estado de gestación llegó al Área C de Tocoginecología, situada en la primera planta del hospital Torrecárdenas, junto a una docena de acompañantes, diez más que el número máximo permitido. “En ese momento estábamos de servicio mi compañera, auxiliar de matrona, y yo. Cuando la paciente ingresó, pedimos a sus familiares que, por favor, se marchasen. Ante la negativa fuimos flexibles pero, durante varias horas, tuvimos que llamarles la atención, porque estaban haciendo mucho ruido en un lugar con gestantes y niños recién nacidos en el que debe reinar el silencio”, cuenta la matrona afectada. “Cuando les advertimos de que, en caso de no respetar las normas, llamaríamos a seguridad, una señora agredió físicamente a mi compañera, golpeándome a mí contra la puerta. Al llamar a los vigilantes, empezaron los insultos y las amenazas. Entonces, contactamos con la Policía Nacional”.

Más agresiones

Sin embargo, aquí no terminó todo. Poco antes de que los Cuerpos de Seguridad llegasen al hospital, la matrona afectada y la auxiliar tuvieron que volver al pasillo para asistir a otra paciente. “Al regresar, una menor empezó a amenazarnos y a insultarnos, llegando a romper mobiliario del centro. Tras eso, agredió físicamente a mi compañera. Todo ello, con varios familiares alentándola a hacerlo”, señala una de las víctimas.

Al llegar, la Policía Nacional tuvo que intervenir y su actuación se saldó con tres personas detenidas, incluida la menor de edad, acusadas de delito de atentado y haciendo frente a un orden de alejamiento que las obligaría a cambiar de centro, como han trasladado a Diario de Almería desde el Colegio de Enfermería de Almería. Esa misma mañana las dos profesionales sanitarias presentaron su denuncia en la Comisaría Provincial de Almería.

Denunciar es clave

Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Almería (COE) sinsisten en la importancia de denunciar estos episodios ante las autoridades pertinentes, siendo la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario el nexo de unión entre los profesionales del sector sanitario y la policía. Además, el Consejo General de Enfermería ha puesto en marcha, a nivel nacional, el Observatorio Nacional de Agresiones a enfermeras, donde quedan registrados todos los episodios de violencia física y psicológica que sufren los profesionales sanitarios.

La presidenta del COE, María del Mar García, subraya que “desde el Colegio de Enfermería condenamos estas acciones que consideramos inadmisibles e intolerables. Estamos hablando de personas que sufren agresiones por el simple hecho de desempeñar su trabajo que, por cierto, consiste en cuidar a los demás”. María del Mar García señala que “se necesita más seguridad en los centros hospitalarios, pero también hay que concienciar a la población de que en estos lugares hay unas normas que cumplir y unos profesionales a los que respetar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios