Almería

La construcción en Almería se da un respiro y gana empresas y trabajadores

  • A pesar de que su situación en Almería sigue sin ser la mejor, con tres trabajadores de media por empresa, se ha vuelto a superar superado la cifra de los 14.000 afiliados y las 5.900 firmas

Personal trabajando en el sector de la construcción. Personal trabajando en el sector de la construcción.

Personal trabajando en el sector de la construcción.

El 64,78% de la población ocupada de la provincia se concentra en el sector servicios. La agricultura, con un 24,88 % de los ocupados tiene una mayor presencia en la provincia que en los otros dos ámbitos territoriales. Industria y construcción representan el 5,11 % y el 5,19 %, respectivamente.

Es este último sector, el que presenta un crecimiento más desparejo dentro de sí mismo. Y es que durante los últimos años ha crecido el número de empresas hasta situarse en 5.599 (en términos similares a 2013) pero el número de trabajadores no le acompaña en proporción, en 2018, se registraron un total de 13.999 trabajadores. De estos, 9.527 lo hicieron por cuenta ajena y el restante, 4.472 , por cuenta propia.

Datos de trabajadores durante los últimos años. Datos de trabajadores durante los últimos años.

Datos de trabajadores durante los últimos años.

De hecho, lo único en lo que sobresale Almería es en el importante incremento que se ha registrado en la licitación pública, cuya inversión se ha multiplicó en 2018 por cuatro con respecto al año anterior. Muy destacable, también, el aumento en los visados de dirección de obra nueva, con el 36,67 %, continuando en ambos casos, con el buen comportamiento de años anteriores.

En cuanto a la evolución de la afiliación durante el periodo 2014-2018, el número de trabajadores no ha dejado de crecer. En términos relativos, el sector construcción tuvo el mayor incremento con casi un 26 %. Los afiliados en el sector industria crecieron el 17,78 %, los inscritos en servicios lo hicieron el 15,38 % y en agricultura y pesca el 6,67 %. Si consideramos las cifras en valores absolutos, de las 34.970 nuevas personas afiliadas durante el quinquenio, el 71,60 % lo hicieron en el sector servicios y solo el 6,83 % en industria.

Empresas creadas durante los últimos años Empresas creadas durante los últimos años

Empresas creadas durante los últimos años

En el periodo 2018-2009, según el SEPE, las variaciones interanuales muestran que, es en el sector de la construcción donde primero se advirtió el deterioro del empleo al inicio del periodo de recesión y el que primero empieza también el descenso en el número de parados. Igualmente se verifica que, ya a partir del año 2010, las variaciones tienen signo negativo, continuando hasta la actualidad, donde se contabiliza un número de parados más cercano al 2007, año en el que en Almería todavía no se había hecho notar la crisis económica.

Y ya en 2019, los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) indican que en el segundo trimestre del año solo Almería tiene una variación anual positiva en toda Andalucía.

El modelo de distribución de los parados por sectores económicos difiere dependiendo de cuál sea el sexo del demandante: entre los hombres el 20,52 % demandan empleo en el sector de la construcción y el 52,83 % en el de servicios; entre las paradas, sólo el 2,21 % se encuentran en el primer caso y se eleva casi al 74 % en el segundo. En los otros ámbitos territoriales, el comportamiento es prácticamente el mismo al registrado a nivel provincial, sólo con pequeñas diferencias porcentuales.

Stock de viviendas

Pero aunque hay síntomas muy leves de recuperación, la provincia sigue teniendo problemas estructurales en el sector desde la crisis de 2008. La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), explica que la provincia de Almería dispone de un stock ingente de viviendas terminadas sin vender localizadas tanto en el Levante como en el Poniente, “circunstancia que lastra en sobremanera la recuperación esperada, recuperación que sí parece haberse iniciado en provincias limítrofes desde el añó 2014”.

Argumentan que el parque de viviendas se nutre de las promociones terminadas sin vender por parte de los promotores del propio mercado libre y de activos de las entidades de ahorro, bien a través de promociones terminadas o en fase de terminación, ya sean transferidas a la Sareb o a las aportadas por otras entidades en consecuencia de la ejecución de los préstamos por impago.

“Es perentoria la dinamización del mercado con la amortización paulatina del stock de viviendas, muchas de ellas procedentes de las entidades rescatadas, cuyos activos fueron transferidos desde 2012 a la Sareb, lo que representa un resto difícil de materializar en un mercado desequilibrado, si bien hasta ahora han sido amortizados un total aproximado del 30% de tales activos”, explican.

La consecución de objetivos de la Sareb se convierte en esencial, explican, a la hora de propiciar la reactivación de un sector estratégico para la economía de la provincia pese a la concurrencia de otros factores determinantes como el Brexit, respecto de la incidencia de los compradores británicos, la preserverada modificación de la Ley Urbanística de Andalucía y la consolidación de la garantía jurídica de las actuaciones urbanísticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios