Almería

Colas de tráfico, nervios y mascarillas para iniciar la selectividad en la UAL

  • El campus de La Cañada vuelve a llenarse de alumnos para la prueba de acceso a la Universidad

Los alumnos esperan la llamada para entrar a realizar la prueba. Los alumnos esperan la llamada para entrar a realizar la prueba.

Los alumnos esperan la llamada para entrar a realizar la prueba.

Eran las 7:00 de la mañana y ya había colas de dos kilómetros en la carretera dirección a Costacabana que da acceso a la Universidad de Almería

Es el momento de enfrentarse a la Evaluación Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), la selectividad de toda la vida. Más de 3.500 alumnos se enfrentan en la provincia de Almería se enfrentan a ella. Se harán exámenes en los Aularios 1 y 2 y la Biblioteca del campus de la UAL y los IES Aguadulce, Sabinar, Santo Domingo, Fuentenueva, Abdera, Gaviota, Albujaira, Cura Valera, José Marín y Cardenal Cisneros.

Hay nervios, como siempre, y exámenes, también como en todas las ocasiones. Pero la prueba de este año será distinta debido a la crisis que ha generado la Covid-19. Las medidas de higiene y seguridad se han multiplicado para evitar contagios. Hoy, tres exámenes: Lengua, historia e inglés.

Colas antes de llegar al campus de La Cañada. Colas antes de llegar al campus de La Cañada.

Colas antes de llegar al campus de La Cañada.

Las medidas de prevención generales, como la higiene frecuente de manos, cubrirse nariz y boca al toser y al estornudar, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos y mantener el distanciamiento social de dos metros son básicas, así como la prohibición de acceso a quien esté en aislamiento domiciliario por tener diagnóstico o síntomas de COVID-19, y a los que se encuentren en período de cuarentena por contacto con alguna persona sintomáticas o diagnosticadas.

La organización de las pruebas se encarga de la dotación de agua, jabón y gel hidroalcohólico, el uso de mascarillas higiénicas en el interior de las sedes es obligatorio, así como el uso de guantes para el personal que manipule objetos tocados por otros.

No obstante, se reduce al máximo el uso de elementos comunes, como bolígrafos, libretas, teclados o teléfonos. Se hará un especial hincapié en limpieza y desinfección, siguiéndose las recomendaciones del procedimiento establecido por la Comunidad Autónoma de Andalucía y considerando la nota informativa sobre desinfecciones y desinfectantes autorizados frente a la COVID-19. Estas acciones serán reforzadas en los planes específicos por sede, como sobre las mesas y las sillas utilizadas por los estudiantes, los espacios comunes interiores y los espacios privados de los miembros del tribunal al final del día.

En cuanto a la ventilación, se aumentará su frecuencia, evitando corrientes fuertes y directas. Se establecerán medidas concretas en los aseos, limitación de aforo de los mismos y extrema limpieza, y en las zonas de descanso: se habilitarán espacios abiertos del exterior que permitan el distanciamiento personal y que dispongan de sombra. Habrá flujos de salida y entrada a los centros, y respecto al acceso es importante subrayar que el alumnado con condiciones de salud que le hacen vulnerable ante la COVID-19 podrá acudir a la sede siempre y cuando su situación clínica esté controlada y lo permita, y manteniendo medidas de protección de forma rigurosa.

La distancia personal de seguridad implica disminución del número de estudiantes por sede, así que re procurará tener no más de 250 en cada una. A su vez, conlleva el uso de las aulas a un tercio de su capacidad, lo que aumenta el número de las mismas en funcionamiento y correlativamente también el número de sedes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios