Almería

Una semana sin Lourdes

  • La joven de 35 años dejó de dar señales de vida el pasado sábado cuando fue relevada en su turno por la tarde en una gasolinera Cepsa del municipio roquetero

Comentarios 1

"La primera vez el móvil dio señal de llamada pero ella no contestó y cuando volvieron a intentarlo estaba ya el móvil fuera de cobertura. Desde entonces no sabemos nada. El domingo llamaron de la gasolinera porque no se había presentado a trabajar. Extrañada, la familia se acercó hasta su casa y estuvimos buscándola sin encontrar nada", recuerda Pedro Pérez, portavoz de la angustiada familia de la joven de 35 años Lourdes García Carreño, desaparecida hace una semana tras salir de trabajar como cajera en la gasolinera Cepsa de La Urbanización. Sus amigos le llamaban porque iban a salir el sábado por la noche.

La última novedad del caso es la aparición en los alrededores de la plaza de toros de su vehículo, un Peugeot 206 gris con matrícula 9539BLB, un hecho que aportó mayor inquietud a la familia si cabe, puesto que "lo encontraron donde ya habíamos mirado y no estaba cuando pasamos. Alguien pudo dejarlo allí en la madrugada del lunes con la ventanilla abierta y las llaves puestas para hacer creer que otra persona lo había hecho".

Lourdes García vive sola con una perrilla en el 4º B del edificio Etna de la carretera de Alicún, frente a la plaza de El Parador. Sus padres viven en Gergal.

Había roto hace poco con su novio, y últimamente su círculo de gente le veía algo entristecida por esta situación, si bien consideraban que ya lo había superado y actualmente no se le conocía ninguna relación especial con nadie.

En el momento de su desaparición vestía el uniforme de Cepsa con camisa rosa, pantalón gris y lista roja en el lateral de la estación de servicio.

Su compañera Vanesa fue quien le dio el relevo a las tres de la tarde, puesto que Lourdes había entrado a trabajar a las seis de la mañana, y al igual que todos sólo habla maravillas de la joven, "porque es muy buena compañera, además muy responsable. Nunca falta al trabajo y siempre estaba dispuesta a venir. Estaba pagando una hipoteca del piso. Cuando le relevé no me dijo nada especial. Le vi muy normal, me dijo muy contenta que se iba a comer porque tenía hambre". Al parecer se acercó a un Eroski para hacer la compra.

Una ex compañera, que se acercó a la gasolinera para ayudar en la búsqueda, estaba también muy afectada, y pensaba que "ha sido muy raro que hayan encontrado el coche con las llaves puestas. Algo ha tenido que pasarle, porque ella no se iba con nadie. Hace poco se había peleado con su novio y desde entonces se le veía un poco triste". Una compañera, Alcira, recordaba que "es muy buena amiga y trabajadora, que venía incluso fuera de turno a trabajar si hacía falta".

Esperanza es la palabra que utiliza su cuñado, "porque es a la esperanza a lo que nos agarramos. No queremos ponernos en lo peor. Queremos seguir pensando que todo se arreglará bien pronto y nos aferramos a la esperanza". En el coche no se encontró ningún signo de violencia.

Más de medio millar de personas participaban en una concentración en la plaza de la iglesia de El Parador. Su amiga Noemí comenzó leyendo un comunicado pero las lágrimas le impidieron continuar y sólo pudo decir que era "muy sociable, alegre, divertida y muy especial". Pedro Pérez tomó el relevo de Noemí y recordó "Burbujita, tu cumpleaños es a fin de mes. Te echamos de menos. No esperábamos menos de la población. No ha habido avances en las investigaciones. Se han descartado ya ciertas zonas en la búsqueda y no se ha encontrado nada. Tampoco ha habido llamadas de nadie". La familia ha hecho un llamamiento a la participación ciudadana por si alguien pudo verle a ella o al vehículo antes de su desaparición, "un coche gris metalizado con una margarita en la parte trasera. Alguien tuvo que ver algo".

En la concentración estuvieron ausentes los padres, que están destrozados, y el ex novio de Lourdes, quien fue interrogado por las fuerzas policiales al igual que las personas más cercanas a la joven.

Pedro Pérez matizaba que la ausencia en el acto del ex novio era comprensible "porque iba a ser el centro de atención de todos. De todas maneras los interrogatorios no han aportado nada nuevo."

En el emotivo acto, en el que el dolor y las lágrimas eran la tónica habitual, estuvieron presentes los miembros del equipo de gobierno del ayuntamiento portando carteles, junto al alcalde Gabriel Amat. Desde Gérgal, donde viven los padres, llegaron varios autobuses. Hoy sábado a las ocho de la tarde hay prevista otra concentración en la puerta del ayuntamiento. Se cumple una semana desde su desaparición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios