Almería

Los ‘smombies’ disparan la estadística de atropellos mortales en la provincia

  • Esta nueva figura, fruto de la unión de smartphone y zombies, emerge con fuerza y está detrás del aumento de la siniestralidad de los peatones. El peor dato de fallecidos cuando cruzaban la calle desde el año 2006, casi un tercio del total de muertes en accidentes en la provincia

Los ‘smombies’ disparan la cifra de atropellos mortales en la provincia Los ‘smombies’ disparan la cifra de atropellos mortales en la provincia

Los ‘smombies’ disparan la cifra de atropellos mortales en la provincia / Javier Alonso

La generalización y expansión de los teléfonos móviles inteligentes en la provincia se ha convertido en un factor de riesgo creciente para la circulación. Los peatones tecnológicos o smombies, nueva figura que surge de la comunión de smartphone y zombies, se han multiplicado en el país de mayor penetración del teléfono móvil de la Unión Europea, y se encuentran en cualquier calle o carretera de pueblos y ciudades. Caminando encorvados mirando la pantalla y wasapeando o directamente con una conversación, a veces con los auriculares, tienen un 40% más de posibilidades de ser víctimas de un accidente y están detrás, según los últimos estudios de Fundación Mapfre, del 98% de los siniestros mortales en los que el responsable no está al volante.

En la provincia se ha cerrado el último año con un preocupante incremento de los accidentes en los que la víctima mortal es un peatón, pasando de los 5 de 2018 a 9, que suponen casi un tercio del total de fallecidos (31), y es más que evidente que la distracción de los smartphone es el detonante de la mayoría. No hay estadística que contemple de momento este tipo de siniestro y lo pueda clasificar, pero todos los estudios sobre la expansión de la telefonía indican a su incidencia en la siniestralidad en las carreteras. El móvil se ha convertido en una herramienta cotidiana, inseparable, para la mayoría de almerienses y su uso implica, como también ocurre con los conductores, que pierdan una información imprescindible de su entorno (señalización, semáforos, pasos de cebra...).

Estadística de peatones fallecidos en la provincia Estadística de peatones fallecidos en la provincia

Estadística de peatones fallecidos en la provincia

Es un motivo de distracción cada vez más habitual que se puede pagar caro, incluso con la propia vida o la de terceros, y pese a no existir el dato específico hay informes que advierten que el 20% de los atropellos en ciudad son debidos a las imprudencias de los peatones. Y ahí el smombie es una figura al alza y así lo ponen de manifiesto los datos en Almería, aunque a nivel nacional, según la Dirección General de Tráfico, se ha cerrado el último año con 115 viandantes fallecidos, 22 menos que en el anterior. En la provincia no fallecían tantos peatones desde el año 2006 en el que perdieron la vida 16, pero desde entonces los números han oscilado entre los ocho de 2010 y los 2 de 2015. En cuanto a la cifra de accidentes con un viandante como víctima, en el último ejercicio fueron 131 frente a los 119 del anterior. El récord de lo que va de siglo lo tiene 2017 con 148 siniestros, si bien la inmensa mayoría de manera sorprendente se saldaron sin fallecidos.

La negra estadística de peatones fallecidos tiene su peor periodo en 2004, 2005 y 2006, ejercicios en los que se contabilizó la muerte de una quincena de personas cuando cruzaban la calle. La entrada del carné por puntos en julio de 2006 cambió por completo el escenario y la cifra de fallecidos se redujo de forma considerable, también en el segmento de los colectivos más vulnerables como los peatones, los ciclistas y los motoristas. Siempre por debajo de la decena, al menos desde 2006, se han disparado las alarmas con las nueve muertes de peatones del último año. Y no sólo a la Jefatura Provincial de Tráfico, sino al conjunto de instituciones públicas y agentes sociales, que han visto como los ciudadanos se vuelcan con las tecnologías y en sus desplazamientos no aparcan las conversaciones telefónicas ni dejan de ‘wasapear’ o consultar las redes sociales e internet. Y como no miran hacia delante ya se han puesto en marcha iniciativas en diferentes puntos del país, como en Salamanca o Valdepeñas, en los que se han implantado en el suelo en los pasos de cebra balizas con lemas y señales luminosas para que los peatones se vean obligados a atender la señalización.

28.184 conductores multados en Almería por usar el móvil al volante 28.184 conductores multados en Almería por usar el móvil al volante

28.184 conductores multados en Almería por usar el móvil al volante / Rafael González

Y ocurre igual cuando el que usa el móvil está al volante. El jefe provincial de Tráfico de Almería, José María Méndez, ha argumentado que el 70% de los accidentes mortales en las carreteras convencionales tienen su origen en las salidas de vía que normalmente van precedidas de velocidad excesiva, distracciones o de ambas a la vez, siendo el teléfono una de las principales causas de los despistes al volante. Según apuntó el director general de la DGT, Pere Navarro, durante la presentación de la campaña “Si conduces, no chatees” de la Fundación Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), las distracciones por el uso del móvil están en el origen del 30% de los accidentes con víctimas mortales.

Y es que uno de cada tres conductores admite haber telefoneado y/o leído o escrito un mensaje durante la conducción en el último año, de ahí la preocupación de las administraciones competentes, así como del propio fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, que ha enviado a fiscales y policías de tráfico las pautas para que, en la investigación de siniestros en los que se sospeche ha intervenido la distracción por uso del móvil, se pueda solicitar autorización judicial para acceder a las comunicaciones e historial del dispositivo telefónico de las personas implicadas. Según un estudio de Movistar y Gonvarri la escala de peligrosidad al volante con el móvil estaría encabezada por escribir mensajes de texto o whatsApp, leer noticias o buscar información, hacer fotos o grabar vídeos, leer la mensajería instantánea, hablar por el teléfono con el manos libres, consultar el GPS e ir seleccionando música.

La responsabilidad siempre es del sancionado, si bien un informe reciente de BP, Castrol y RACE se hace especial hincapié en que un 61% de los andaluces consultados realizaron llamadas sabiendo que la otra persona iba conduciendo y otro 69% le hizo llegar un mensaje. Y en el último estudio de la Fundación Línea Directa se recoge que más del 5% de conductores se ha hecho un selfie al volante. Una situación para reflexionar porque la penetración de los smartphones es cada vez mayor en la población y en el coche hay que ponerle freno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios