Coronavirus Almería Los trabajadores rechazan el ERTE de Surbús Alsa en Almería

  • El Comité de Empresa critica que el incumplimiento de normativa, en concreto, de las distancias de seguridad establecidas a raíz del Real Decreto del Estado de Alarma, no puede ser la excusa para la aplicación del recorte

  • Indican que este expediente afecta a 62 de los 140 trabajadores de la empresa de transporte

Los trabajadores rechazan el ERTE de Surbús Alsa en Almería Los trabajadores rechazan el ERTE de Surbús Alsa en Almería

Los trabajadores rechazan el ERTE de Surbús Alsa en Almería / EFE (Almería)

El Comité de Empresa de Surbús Alsa en Almería rechaza el ERTE llevado a cabo en la compañía concesionaria del transporte urbano de la capital, realizado a petición del Ayuntamiento de Almería. Esta medida afecta a 62 trabajadores de una plantilla de unos 140.

Según explican este expediente de regulación temporal de empleo perjudica gravemente tanto a los trabajadores de la empresa como a la propia ciudadanía. Por un lado, apuntan cómo el consistorio envió órdenes precisas de que la ocupación de los autobuses fuera de un tercio de su aforo, es decir, unas 32 plazas. Sin embargo, la normativa establece que el número de plazas ocupadas debe rondar la quincena, para respetar la distancia mínima de seguridad. Este hecho, según indican, supone un grave riesgo de contagio para usuarios y trabajadores.

Flota drásticamente reducida

Por otro lado, la flota se ha visto drásticamente reducida en un 60%, lo que ha generado que el Comité de Empresa de Surbús haya emitido varios escritos al Ayuntamiento poniendo de manifiesto esta situación. En ellos ha reclamado que se mantenga la frecuencia del servicio dado que, su disminución, implica un aumento en el tiempo de frecuencia y, en paralelo, incrementa el número de pasajeros y posibles aglomeraciones dentro de los vehículos, con el consecuente aumento de probabilidades de contagio entre los usuarios y también entre los conductores.

Con todo, el Comité de Empresa también expone que, con este recorte en la empresa de transporte, se interfieren gravemente en los desplazamientos a centros sanitarios y también de trabajo y, en mayor medida, a los principales hospitales de la capital como son Torrecárdenas o el de El Toyo.

Por todo ello, el presidente del Comité de Empresa y delegado de CSIF, Francisco Calatrava, exige la forma de encontrar un equilibrio entre la prestación del servicio de transporte de personas y la salud de los trabajadores, sin que ello suponga la reducción de los servicios de autobús, sino su mantenimiento, aplicando las distancias de seguridad, la limpieza de los autobuses y evitando aglomeraciones. “En definitiva, queremos continuar con el desarrollo del servicio y recordamos que, nuestro trabajo, al ser una actividad esencial, la plantilla no tiene opción a acceder a la medida de permisos retribuidos”, ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios