Trasplante de médula ósea

El trasplante de médula ósea, más allá de un tratamiento médico

  • Las profesionales que han realizado el primer trasplante en Almería inciden en los beneficios del arraigo familiar para obtener mejores resultados

Hematóloga y enfermera que realizó el primer trasplante de médula en Torrecárdenas Hematóloga y enfermera que realizó el primer trasplante de médula en Torrecárdenas

Hematóloga y enfermera que realizó el primer trasplante de médula en Torrecárdenas / Rafael González

Hace apenas una semana se realizaba en el Hospital Universitario Torrecárdenas el primer trasplante de médula ósea autólogo, también llamado autotrasplante. Un procedimiento indicado para pacientes con determinadas enfermedades hematológicas que tiene como finalidad combatir la patología oncológica y conseguir lo que en términos médicos denominan remisión, la ausencia más o menos total de signos de enfermedad. Sin duda todo un hito para el hospital almeriense, que desde el 25 de noviembre de 2019 ofrece este tratamiento a todos los ciudadanos de la provincia que así lo requieran.

“Ha sido un arduo trabajo de todo un equipo de profesionales que han logrado que hoy el trasplante de médula en Almería sea una realidad”, relata la supervisora de enfermería oncológica del Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Isabel Vergel. Una realidad que lleva intrínseca un marcado carácter humanitario. Y es que más allá de un complejo procedimiento médico que ya se realiza en el hospital de referencia para la provincia, supone para el paciente acabar con el desarraigo que hasta el momento tenían que sufrir quienes se tenían que desplazar a otra ciudad para someterse a este tratamiento.

“Somos conscientes del beneficio que supone para el paciente estar en su provincia. Y sobre todo para la familia. Las condiciones de desarraigo no contribuyen a que el paciente mejore” ha detallado Vergel, quien ha destacado asimismo el gran vínculo que se genera entre profesionales, pacientes y familiares. “Para ellos es un día muy importante. Depositan toda su confianza en ti”, ha añadido Nieves Cruz, la enfermera que ha realizado el primer trasplante para el Hospital Torrecárdenas. “Supone una gran responsabilidad el momento de la infusión. Sobre todo cuando te dan la bolsa con las células madre, tener todo controlado, hacerlo en los 15 minutos que indica la normativa para el correcto procedimiento”. “Cuando acabas y ves que todo ha ido bien la alegría es inmensa”.

Nieves Cruz será quien vuelva a estar al frente de al menos los dos próximos trasplantes ya programados para entrar en protocolo. La hematóloga del equipo precursor del trasplante de médula ósea autólogo en el Hospital Universitario Torrecárdenas, María José García, ha considerado que el procedimiento “ha tardado mucho en llegar a Almería”. “Ha sido este año cuando todo ha avanzado”. ”Lo habíamos planteado a los dos anteriores gerentes del hospital, y finalmente ha sido el actual, Manuel Vida, quien lo ha hecho posible”. La doctora García ha querido citar al anterior responsable de hematología, Antonio García Escudero, y a Gracia Villegas, que aunque no continúan en el centro almeriense, han trabajado por la iniciativa desde el principio.

La hematóloga ha resumido la cronología del proceso que comienza con el diagnóstico de la enfermedad; tratamiento oncológico; decisión de extraer las células; estimular las células; extracción y congelación de las mismas; el paciente se marcha al domicilio; paciente ingresa; acondicionamiento con altas dosis de quimioterapia; infusión de las células madre (Día 0), y período posterior en el que el paciente es muy vigilado por la bajada de plaquetas que se produce y el riesgo de infecciones que esto conlleva hasta que la función de la médula se recupera.

Mas del 95% de los casos las células madre se obtienen de la sangre circulante mediante un proceso técnico denominado aféresis. En condiciones de normalidad son muy escasas las células madre que circulan libremente en el organismo, por lo que para aumentar su cantidad se emplean medicamentos llamados citoquinas, las cuales estimulan la liberación de los progenitores de la médula ósea donde se forman a la sangre, mediante un proceso que se llama movilización.

Profesionales del Centro de Transfusión Sanguínea son los encargados de realizar la extracción con una máquina que extrae la sangre, la centrifuga y separa los progenitores del resto de los componentes sanguíneos ( que se devuelven al paciente), es cómo se obtienen las células madre. Una vez obtenido un número suficiente de células madre, ajustado a la enfermedad y peso del paciente, el producto obtenido se congela protegido en contenedores de nitrógeno líquido hasta su utilización. En las siguientes semanas se realizan en el laboratorio exhaustivos controles de calidad y seguridad que garantizan que las células madre son aptas para su uso en el paciente.

Salvo que dada su situación clínica sea necesario administrar uno o varios ciclos mas de quimioterapia, el paciente ingresa para recibir el trasplante y lo hace en una de las habitaciones conocidas como habitación de aislamiento con presión positiva en la que el sistema de circulación y filtrado de aire protegen al paciente de las infecciones. Torrecárdenas cuenta con dos de estas habitaciones en el área de hematología. Previo a la infusión de las células una enfermera prepara el acceso vascular (colocación de catéter).

La edad es un factor limitante y se puede llegar a realizar a un paciente con 70 años, si bien hay que considerar otras circunstancias que limitan el estado general del paciente

Posteriormente se administra el esquema de quimioterapia seleccionado al caso, conocido como tratamiento de acondicionamiento, que tiene un doble objetivo, liberar sitio suficiente en la médula ósea para que aniden las células madre y limpiar el organismo de cualquier posible célula enferma que haya podido quedar.Al finalizar el tratamiento de acondicionamiento, se infunden las células madre descongeladas a través de la vía central, las cuales sabiamente se dirigen a su hábitat natural que es la médula ósea. En este proceso interviene una enfermera, hematólogo y técnicos de laboratorio.

El trasplante de células madre es así un procedimiento que se realiza para completar la respuesta a los tratamientos convencionales utilizados en la curación de enfermedades como los linfomas y mielomas, menormente en leucemias y excepcionalmente en otros tipos de tumores no hematológicos o ciertas enfermedades autoinmunes severas.

La edad es un factor limitante y se puede llegar a realizar a un paciente con 70 años, si bien hay que considerar otras circunstancias que limitan el estado general del paciente (enfermedades severas del corazón, respiratorias etc.). Indudablemente tiene sus riesgos, pero en general es aceptablemente bien tolerado y contribuye claramente a prolongar la supervivencia de los pacientes seleccionados, recuperándose la calidad de vida a los 3-6 meses de haber recibido el trasplante.

El Hospital Universitario Torrecárdenas derivaba hasta la fecha alrededor de 25 pacientes al año hasta Málaga para ser sometidos a un trasplante autologo. El mismo número que para los trasplantes alogénicos, un procedimiento de mayor complejidad que requiere asimismo de una infraestructura adecuada, y que tal y como han indicado los profesionales de Torrecárdenas debe de realizarse en los centros de referencia actuales, donde se cumplen todas las garantías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios