Almería

Casi una treintena de actividades en la Semana de la Ciencia de la UAL

  • Adaptada a la incidencia de la COVID una vez más y organizada a través de la OTRI

Imagen de archivo de la Semana de la Ciencia en la UAL. Imagen de archivo de la Semana de la Ciencia en la UAL.

Imagen de archivo de la Semana de la Ciencia en la UAL.

Es el momento de la ciencia, y puede que más que nunca en los últimos tiempos, por lo que la Universidad de Almería ha realizado un gran esfuerzo para poner hacer realidad la continuidad de una de sus citas más importantes año tras año: la Semana de la Ciencia 2020 ha comenzado cargada de ambición para cubrir sus objetivos de siempre. Estos pasan, de un modo inexorable, por el acercamiento del conocimiento científico y tecnológico a la sociedad mediante la divulgación de los resultados de investigación de la UAL.

Por ello la organizada la OTRI, la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación, y como destinatario más específico está el sector más joven, el de los estudiantes de 4º de ESO, Bachillerato y Formación Profesional de la provincia de Almería. Fue presentada por Carmelo Rodríguez como “mayor evento de comunicación social de la ciencia y la tecnología de nuestro país”. Se ve reducida de 48 a 27 actividades, pero se está realizando, en un entorno de total seguridad.Fue presentada por Carmelo Rodríguez como “mayor evento de comunicación social de la ciencia y la tecnología de nuestro país”. Se ve reducida de 48 a 27 actividades, pero se está realizando, en un entorno de total seguridad.

El rector, que subraya como el objetivo fundamental “una mayor compresión de la ciencia y una mejor apreciación del impacto que tiene sobre la actividad cotidiana y la mejora de la calidad de vida de la gente”, ha detallado que en la organización de este evento tan señero ha colaborado estrechamente la Unidad de Cultura Científica e Innovación de la UAL. Entre este martes día 3 de noviembre y el próximo lunes día 9, se desarrollará una Semana de la Ciencia 2020 “con un marcado carácter on-line debido a la situación sanitaria”, pero con la línea que la ha caracterizado los años anteriores, lúdica, divulgativa y didáctica. En un repaso a su historia, nacida en 2001 y con un salto determinante en 2008 por la implicación generalizada de las facultades y de los centros de la UAL, Carmelo Rodríguez ha puesto el acento en la trascendencia de que ha llegado “a todos los institutos, con la visita de más de un millar de alumnos por edición”.

Siendo “una cita obligatoria” para ellos, y tras el espectacular despliegue de 2019, antes de la pandemia, “este año hemos tenido que reorientarnos hacia actividades no presenciales”, ha puntualizado el rector, añadiendo textualmente que “es una pena que no podamos acercar directamente los investigadores a los institutos y centros de formación profesional, como siempre hemos hecho, y confiamos que en 2021 podamos reanudar las visitas”. La web de referencia es www.ual.es/semanadelaciencia, en la que hay un enlace directo a cada actividad, todas ellos como muestra de que “desde la UAL estamos haciendo una apuesta muy importante por acercar la ciencia a la sociedad, y especialmente a los más jóvenes, para despertar en ellos vocaciones científicas”, tal y como ha añadido un Carmelo Rodríguez que ha destacado el ‘Café con Ciencia’, que “facilita un primer contacto personal y amigable entre investigadores de la UAL y estudiantes de Bachillerato, mientras desayunan y charlan sobre 12 temas de su interés”.

Al igual que en otras ediciones, la participación principal de la Semana de la Ciencia procede de las facultades y centros de la Universidad de Almería, uniéndose los Servicios Centrales de Investigación y los Centros de Investigación. Además, cuenta con la colaboración de la Fundación ‘Descubre’ y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. El evento está patrocinado por Cajamar Caja Rural y financiado por la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad. El vicerrector de Investigación e Innovación, Diego Luis Valera, catedrático del Departamento de Ingeniería también, ha realizado la enumeración detallada de ese amplio abanico de acciones que realiza la UAL en divulgación a lo largo del curso, pero también de “acercamiento de la universidad a la sociedad en general y a la empresa en particular”. Se ha encargado además de presentar al ponente de la primera charla, al director de la OTRI, Antonio Giménez.

Ha usado el inicio de su intervención para recordar que el encuentro estaba siendo posible precisamente gracias a la ciencia y a la tecnología, rememorando cuando era estudiante e “iba a coger fotocopias” para sus estudios: “Ahora podemos hablar así y se pueden seguir manteniendo actividades de este estilo, aunque sean de forma virtual”. Ha hablado de ello “desde el punto de vista de alguien que trabaja en robótica, que no es una carrera, sino un conjunto de ciencias y tecnologías”. Para sacar los proyectos se necesita “gente buena en matemáticas, gente buena en física, gente buena en informática, gente buena en mecánica, y también la gente que venda el producto”. Antonio Giménez ha protagonizado la primera de una amplia serie de actividades que están tocando una gran cantidad de ramas científicas, como química, matemáticas, geología, robótica, biología, psicología o nutrición, todo con diferentes formatos como talleres, charlas, juegos o experiencias interactivas. 

En este martes se han desarrollado ‘La Arqueología como ventana para conocer el pasado’, que se repetirá el día 6, o ‘Microbiota intestinal, clave en la salud humana’, que se desarrolla también mañana, tal y como la titulada ‘Microbiota intestinal, clave en la salud humana’. En cuanto a ‘Más allá de lo que ven tus ojos: Microorganismos del Ambiente’, se hará diariamente durante toda la Semana de la Ciencia. También con arranque en este martes, y con réplica los días 6 y 9, se hablará de historia y de patrimonio a través de la actividad ‘La defensa histórica del territorio almeriense. Una visión del desarrollo y evolución de su sistema defensivo litoral y de interior a través de sus atalayas’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios