Almería

Una locomotora de reserva, así arregla Renfe los problemas del tren en Almería

  • La Mesa del Ferrocarril se ha reunido con técnicos andaluces pero todas sus novedades son esa y otras como volver a estudiar los tiempos de viaje

  • La Mesa propone tarifas planas para evitar agravios

Reunión entre representantes de la Mesa del Ferrocarril y Renfe. Reunión entre representantes de la Mesa del Ferrocarril y Renfe.

Reunión entre representantes de la Mesa del Ferrocarril y Renfe. / D. A.

Póngase en situación. Sabe que tiene que jubilar su coche. Pero por diversos motivos, todos ellos ajenos a usted, no puede. Eso ya crea cierta tensión. Asó que debe seguir. Pero encuentra problemas cada dos o tres días; lo deja tirado y no hay revisión ni ITV que lo devuelva a la vida. Está en las últimas. Y lo que su compañía de seguros le ofrece es tener a disposición otro coche de similares características; que ha circulado tanto o más que su automóvil. Pero eso sí, este segundo coche sólo estará disponible para cuando se le averíe el principal.

Pues para eso se desplazaron ayer hasta la capital almeriense dos miembros de Renfe; Francisco Artega Gómez, Gerente de Servicio Público Sur y José Ignacio Eiriz Vilpido, gerente de Servicios Comerciales Sur Gerente. Esa es su gran idea. Que Almería tenga disponible a una locomotora de reserva, con conductor disponible, para actuar rápidamente en caso de que se repitan las continuas averías que afectan a la ruta entre Almería y Madrid.

“Teniendo en cuenta que a partir del 25 de junio, cuando entra en servicio el AVE entre Granada y Madrid, se quedan libres 4 cabezas tractoras que conectan Granada con Madrid, explican que van a pelear una locomotora de reserva en Almería”, sentencia José Carlos Tejada, que ya no sebe qué hacer más para procurarle un futuro ferroviario mejor a la provincia, pero que una vez tras otra se choca contra la falta de voluntad política para con la provincia de Almería, sin duda, la más castigada en sus comunicaciones ferroviarias, pues con una Extremadura a la que ya le han echado una mano, tan solo Almería sigue teniendo trenes que realizan recorridos en tiempos superiores a los de siglos atrás.

Y no será por lucha, que se ha venido haciendo. Otro de los compromisos es realizar una revisión de los tiempos, eliminando, por ejemplo, limitaciones: “Se comprometen a hacer otro estudio de mallas para el tránsito de trenes, como ya se hizo en la eóca de Manuel Miño. Creemos que se puede rebajar los tiempso de viaje hasta los 45 minutos. Renfe tiene que exigir que esa plataforma tenga las mejoras para que el tren tenga seguridad y pueda asumir recortes en tiempo de viaje”, explica José Carlos Tejada.

Una de las iniciativas realizadas por la Mesa del Ferrocarril es crear una tarifa plana para los usuarios con el fin de que estas líneas no sigan perdiendo pasajeros, pues la que va hasta a Sevilla ha menguado en un 90% y hasta Madrid en más de un 54%: “Este es un servicio público tercermundista e inaceptable. Se podría estudiar una tarifa plana que permita desagraviar al usuario del tren y recuperar un porcentaje de viajeros que con el pase del tiempo ha tenido reducciones tan importantes”, sentencia Tejada, quien indica que los representantes de Renfe les han trasladado la posibilidad de hacer que la estación de Huércal de Almería -actualmente estación de origen y destino de la capital ante las obras del paso a nivel de El Puche- se convierta en una estación comercial.

Desde la mesa han valorado esta posibilidad al estimar que “hasta 2024” la capital no va a recuperar el tráfico ferroviario debido a las diferentes actuaciones programadas para los próximos ejercicios, toda vez que han sugerido que la locomotora de reserva demandada podría obtenerse de alguna de las cuatro composiciones que dejará de operar a partir del 25 de junio entre Almería y Granada con la entrada en funcionamiento de la Alta Velocidad.

El portavoz de la mesa, que ha adelantado la intención de la plataforma de convocar una concentración de protesta a finales de este mes para reclamar al Gobierno celeridad en sus políticas ferroviarias, ha explicado que los tiempos de viaje podrían reducirse entre 30 y 45 minutos con un estudio de las mallas de tránsito de trenes y mediante la mejora de la plataforma por la que circulan los trenes, por lo que cree que Renfe debe exigir este aspecto a ADIF.

Con ello, y ante el servicio “tercermundista e inaceptable” que, a su parecer, ofrece la operadora entre Almería y Madrid y entre Almería y Sevilla, desde la Mesa han propuesto la eliminación de transbordos para llegar a la capital hispalense, así como la adaptación de horarios que permita a los usuarios del Media Distancia enlazar con un AVE desde Granada hasta Madrid para aprovechar dicha conexión.

En tan solo una semana durante este mes de mayo, la línea entre Almería y Madrid sufrió más de 30 retrasos, un 5% provocados por averías en las máquinas tractoras según los datos aportados lor la Mesa del Ferrocarril. Además, la línea ferroviaria de Media Distancia entre Almería y Sevilla experimentó durante el pasado año un total de 33 incidencias destacables que supusieron un retraso en el horario planificado superior a la media hora, tres veces más de las que se registraron en 2016.

Según Renfe, entre ambos puntos se superó el número de incidencias de calado que registró el pasado año con respecto a las de 2017, cuando se dieron hasta 24 incidencias con retrasos en el trayecto entre Almería y Sevilla. Por lo tanto, el número de retrasos debidos a incidencias a lo largo de 2018 fue tres veces superior al de hace dos años (2016), cuando fueron únicamente ocho.

Existen ejemplos que sobrepasan la dignidad ferroviaria. Como el sucedido el pasado 11 de mayo, cuando el tren talgo que circulaba desde Madrid a Almería se detuvo en Toledo por una avería técnica y acumuló más de dos horas de retraso. Renfe tuvo que envíar una locomotora para reemplazar a la averiada y finalizar el trayecto hasta Almería capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios