El tren no llegará a la capital durante diez meses

La última estación

  • Mañana entrará en servicio el plan alternativo de Renfe con lanzadera de autobuses desde Huércal

  • En los últimos meses se han instalado nuevas salas de espera, aseos, gabinete de circulación y señales 

La estación de Huércal-Viator, sin servicio de viajeros desde hace ya dos décadas, asumirá el tráfico de trenes que hasta hoy tienen origen y destino en la capital durante diez de los trece meses que durarán las obras de supresión del paso a nivel en El Puche. El apeadero situado en el punto kilométrico 243/906 de la línea de ancho convencional Linares-Almería se convertirá en estación de cabecera ferroviaria, si bien la venta de billetes y atención al cliente de Renfe se mantendrán en la Intermodal y a través de los canales online. La adaptación de la estación huercalense se inició a finales de julio y contempla una serie de actuaciones que ya están prácticamente finalizadas, a falta de los últimos retoques, que no han afectado al edificio principal que emplea como sede oficial la Mancomunidad del Bajo Andarax.

De un simple vistazo se percibe la provisionalidad de la instalación, con módulos prefabricados como nuevos aseos y sala de espera de los viajeros, además de otra para el gabinete de circulación. Bancos y papeleras aún embalados, nuevas señales y luminarias y operarios a todo gas limpiando el recinto era la estampa de ayer en la estación que se reabrirá al público. El solar que el Ayuntamiento de Huércal ha venido utilizando desde 2012 como aparcamiento municipal se convertirá en punto de recogida y llegada de la lanzadera de autobús y también ha sido ocupado por la caracola con sanitarios adaptados a usuarios con movilidad reducida y con disponibilidad de cambiador para bebés. Al lado otra sala para la acogida eventual de viajeros en caso de incidencias, climatizada y con una quincena de sillas, para el mayor confort de los usuarios que con el trasbordo cargarán media hora más al ya eterno viaje hacia Granada, Sevilla y Madrid.

La estación de Huércal-Viator consta de tres vías de circulación telemandadas y otra de apartado y Adif Alta Velocidad ha realizado un recrecido y prolongación de los andenes para facilitar el acceso de los viajeros y ha instalado bandas de proximidad y franjas amarillas. El deteriorado sistema de luces de las vías ha sufrido importantes mejoras y se han puesto báculos y luminarias. Otra de las mejoras ha sido la relativa a la electricidad, con dos tomas de corriente a 380 voltios. En cuanto a los trenes hay otras dos tomas de agua para los servicios de mantenimiento y un depósito con carácter provisional para el repostaje con un sistema de recogida adaptado a las exigencias de protección ambiental frente al vetusto inmueble ferroviario. Las obras han contemplado un nuevo acceso a la estación y ejecución de una plataforma de hormigón de unos de 300 metros cuadrados en el interior del cerramiento para los vehículos de combustible.

La operadora Renfe ha puesto en marcha un Plan alternativo de transporte por carretera entre la capital y Huércal de Almería que dará comienzo mañana a primera hora. Los horarios de salida de los autobuses desde la capital se han adaptado a los de los trayectos de los trenes que no se modifican. Por ejemplo, para coger el Talgo de las 7:41 horas a Madrid, el autobús se coge a las 7:05 horas de la capital. Y a la vuelta ocurre igual. El que sale de Chamartín llega a las 14:11 horas al apeadero del municipio del Bajo Andarax, pero el viajero no estará en la Intermodal hasta las 14:47 horas, lo que se traduce en una demora de más de media hora para recorrer 6,5 kilómetros que separan ambas estaciones. Es la consecuencia de los trasbordos que el Ministerio de Fomento ha estimado inevitables a lo largo de diez de los trece meses que duran las obras de integración urbana en El Puche. La Mesa del Ferrocarril, por el contrario, ha defendido en todo momento la alternativa de un baipás que evitara la interrupción del servicio de trenes a la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios