Universidad de Almería

"Mi proyecto de gobierno prioriza a las personas y la excelencia enseñanza-aprendizaje"

  • Tiene que obtener el 51% de respaldo en las urnas, frente al voto en blanco que en esta ocasión es su opositor en la carrera por el rectorado

  • Son más 16.000 las personas llamadas a las urnas

Carmelo Rodríguez, candidato a la reelección de rector de la Universidad de Almería Carmelo Rodríguez, candidato a la reelección de rector de la Universidad de Almería

Carmelo Rodríguez, candidato a la reelección de rector de la Universidad de Almería / David Díaz (Almería)

Carmelo Rodríguez es el único candidato a rector en las elecciones del próximo martes día 28 de mayo en la Universidad de Almería. El respaldo obtenido en las elecciones a Claustro celebradas hace escasos meses le ha empujado a volver a presentarse para liderar el equipo de gobierno de la institución académica almeriense cuatro años más. Como indicó a este periódico, “ve un futuro muy prometedor para la UAL”.

–¿Cómo afronta el próximo día 28 de marzo?

-El que haya solo una candidatura, la mía en este caso, las elecciones tienen las mismas dificultades como si tuviera un opositor. Técnicamente el martes que viene me enfrento al voto en blanco. Esta situación lo que me aporta sobre todo es mayor compromiso. Yo, para nada he tenido en cuenta en mi planificación en la carrera al rectorado si iba contra alguien o iba yo solo. He hecho un programa ambicioso y considero que realista desde mi punto de vista. Y en ningún caso ha habido relajación sino todo lo contrario, como acabo de decir, mayor compromiso si cabe.

–¿Confía en que la comunidad educativa respaldará tu candidatura?

-Yo espero que sí. Con esa ilusión me presento. Y por eso lo hago. Si yo no hubiera sentido el respaldo de la comunidad universitaria probablemente no lo hubiera intentado y habría dejado el puesto a otra persona que hubiera tenido más respaldo que yo. Como he sentido el apoyo, que además se ratificó con creces en las elecciones a Claustro, eso me hizo tomar la decisión final y tener más confianza.

–¿El hecho de que la tuya sea la única candidatura le da la confianza de que volverá a ser elegido para liderar el equipo de gobierno de la Universidad de Almería en los próximos cuatro años?

-Claro que no. Hay gente que piensa en que ni siquiera hay elecciones, que directamente ya soy rector para los próximos cuatro años en la Universidad de Almería. Pero esto no es así. Hay una votación por medio y para ser elegido rector tengo que sacar al menos el 51% de votos favorables, que es técnicamente lo que se necesitaría en el caso de que hubiera otra candidatura en estas elecciones.

El rector se siente respaldado y confía en obtener la mayoría de votos a favor el 28 de mayo El rector se siente respaldado y confía en obtener la mayoría de votos a favor el 28 de mayo

El rector se siente respaldado y confía en obtener la mayoría de votos a favor el 28 de mayo / David Díaz (Almería)

–¿Cómo es el sistema de estas elecciones que ya se han escrito en el libro de historia de la UAL por ser las primeras en 25 años en las que sólo hay una candidatura? Quién vota, cuál es el respaldo que debes lograr en las urnas para gobernar....

-La única diferencia es que en la papeleta en lugar de ir varios nombres irá solo el mío. Entonces los votantes podrán usar mi papeleta o por el contrario una en blanco. Si se utiliza mi papeleta sumo un voto de apoyo y si no se utiliza es un voto en blanco o lo que es lo mismo, un voto en contra. Como he dicho, tengo que obtener el 51% de los votos emitidos para que, según la normativa, sea elegido rector. En esta ocasión están llamadas a las urnas más de 16.000 personas, toda la comunidad universitaria. Pero las votaciones se hacen por sectores y cada sector tiene un peso que es el que viene reflejado en los estatutos. Los estudiantes tienen un peso sobre el total del 23%, el personal de administración y servicios tiene un peso del 13% y dentro del profesorado hay otros subsectores. Son cinco urnas diferentes para cada una de las categorías, que estarán ubicadas en diez mesas electorales en la Sala Bioclimática. Los votos se podrán depositar en un horario de 09:00 a 19:00 horas. El recuento en este caso será muy sencillo y prácticamente en dos horas ya se sabrá el resultado y la decisión de la comunidad universitaria.

–¿Qué pasa si no logra el suficiente respaldo?

-Pues que habrá que convocar nuevas elecciones. Volver a convocar un proceso desde el principio. Pero yo no contemplo esa posibilidad, en principio. En el caso de que esto ocurriera habría que hacer nuevos censos, esperar al proceso de matriculación del próximo curso...

–¿Cómo ve el ambiente en el campus en estos días previos a las elecciones? ¿Tiene sensación de ambiente electoral o por el contrario cree que la gente piensa que todo está hecho y no tiene en mente acudir a votar el día 28 de mayo?

-Hay de todo. Pero sobre todo a raíz de las elecciones a Claustro que se ratificó mucho el que solo hubiera un candidato lo cierto es que la gente está relajada porque no hay la crispación que pudiera haber si hubiera otro candidato. Hay ambiente electoral pero no crispado. Es cierto que puede haber cierta relajación porque el voto no se pelea tanto. Obviamente la participación seguro que va a bajar. Tampoco es la mejor época para que se desarrollen unas elecciones porque estamos en pleno proceso de exámenes. Pero nos hemos visto obligados por las fechas, porque si no se hacía antes del mes de junio ya había que esperar al próximo curso, con lo que eso conlleva y el proceso es muy lento, tanto que hubiera conllevado un retraso de siete u otro meses más. Yo lo que no quería era exceder mi tiempo como rector más de lo que me corresponde, puesto que mi mandato se cumple el próximo día 2 de junio. La sensación que percibo es que la gente no quiere una alternativa, como sí lo percibí hace cuatro años. Si yo ahora hubiera percibido que la gente quiere un cambio, el primero que no se hubiera presentado a estas elecciones hubiera sido yo.

–En los últimas dos semanas ha mantenido reuniones con los distintos colectivos para explicar las líneas, acciones y propuestas de su proyecto para el futuro de la institución al menos los próximos cuatro años...

-La verdad es que como ya tengo experiencia, y como me ocurrió en las anteriores elecciones, esas reuniones me enriquecen personal y profesionalmente. Procuro aprovechar estos encuentros sobre todo para escuchar a la gente, algo que habitualmente no se puede hacer por el día a día de la gestión. Quiero escuchar sus demandas, preocupaciones, qué habrían incluido ellos en el programa, les justifico qué se puede hacer y qué no porque hay quien desconoce los requisitos y legalidades de los procesos, muchos de los cuales pasan por autorizaciones de la comunidad autónoma y el estado como es el caso del incremento de personal en administración y servicios... La autonomía universitaria es entre comillas.

–¿Ha habido reivindicaciones que le hayan hecho en estos días que no estuvieran en su programa de gobierno y que tengan en mente llevar acciones para ejecutarlas?

-Si le soy sincero, pocas propuestas de las que me han hecho no iban ya contempladas en mi programa de gobierno. Más bien lo que he hecho son matizaciones, ideas para desarrollar alguna propuesta como por ejemplo en el tema de conciliación familiar. Me he preocupado siempre de escuchar los problemas de todos los sectores y he intentado que mi línea prioritaria haya sido las personas. Las mejores condiciones de trabajo y la satisfacción personal de los trabajadores están relacionadas con mejores resultados, por lo tanto las personas son mi prioridad.

–¿Podría resumir brevemente las principales propuestas para cada sector: estudiantes, personal de administración y servicios, docentes e investigadores...?

-Hay una cosa que es común para todos: Excelencia en el proceso enseñanza-aprendizaje. Concretando medidas particulares para un sector como es el de los estudiantes. Yo creo que lo principal es que un estudiante no deje de no solo recibir formación y sino también servicios por falta de servicios o recursos. Para mí, de cara a este sector, a parte de docencia de calidad, también es una premisa el que tenga ayudas y becas las máximas posibles. Para el profesorado y personal de administración y servicios, que tengan los recursos para poder realizar su labor. Uno de mis compromisos es dedicar la máxima masa salarial que me permita la legalidad para la mejora de las condiciones de trabajo y promoción de las personas, así como también crear las infraestructuras y controles de calidad adecuados para que puedan desarrollar su trabajo en las mejores condiciones. Esas son las principales líneas.

–¿Cuál es su mensaje para la comunidad universitaria de cara al próximo martes día 28 de mayo para que acudan a las urnas y participen en estas elecciones?

-Una de las premisas que debe hacer la Universidad es dar ejemplo. Estamos en una democracia y qué mayor ejemplo que participar. El primer mensaje es que participen en estas elecciones. Y el segundo, que sin la colaboración de todos no se llevan a cabo los proyectos. Pido a toda la comunidad universitaria que una vez que pasen las elecciones seamos todos una piña y trabajemos por la Universidad de Almería. Todo ello pese a que yo pueda haber presentado el mejor programa de gobierno posible o tenga a mi lado al mejor equipo humano posible.

–¿Cuál es el futuro que usted vislumbra para la Universidad de Almería, no ya solo para los próximos cuatro años, sino para los próximos 25 años?

-Soy optimista y veo un futuro muy prometedor. La Universidad de Almería de hecho ya es muy reconocida nivel autonómico, nacional e internacional, y esto es ya una realidad. Somos una universidad joven, con profesionales excelentes en todos los sectores, lo que nos ha permitido ser una universidad moderna, pionera en servicios de administración electrónica. Nuestros investigadores tienen una producción excelente. Si seguimos por este camino, con los medios adecuados, la UAL puede destacar en pocos años en muchos campos, como ya lo está haciendo, a nivel de investigación, servicios de atención a personas con necesidades especiales... Tenemos las dimensiones, entorno y base adecuada para ello. Por tanto, un buen futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios