Almería

Los vecinos de Las Colinas exigen medidas urgentes en los descampados

  • El último conato de incendio del pasado día 1 de septiembre por la insalubridad en las parcelas abandonadas alza de nuevo la voz en un barrio que pide soluciones al Ayuntamiento

Este verano 2014 están haciéndose notar los incendios en la barriada de Las Colinas de Aguadulce por la cantidad, además del mal estado y falta de seguridad, que provocan las numerosas parcelas inacabadas, hecho que da lugar al miedo entre los vecinos de la zona.

"Como barrio inacabado hay parcelas abandonadas que corresponden a 1500 viviendas si hacer y que corresponden a promotores que no han cumplido, luego hablamos de una situación muy difícil en la que el Ayuntamiento, como responsable subsidiario debe actuar de manera inmediata y pedir la fianza al banco para acondicionar estos descampados", explica Juan Carlos Oyonarte, presidente de la comunidad de vecinos.

Oyonarte, como portavoz de los vecinos, asegura conocer las trabas que están poniendo las entidades bancarias para darle al Ayuntamiento esa fianza con la que poder acondicionar estas parcelas que presentan un gran peligro y donde hace poco "un vehículo se quedó medio colgado en una de las pendientes de estas tras salirse de la vía y, afortunadamente, no terminó cayendo, pero podría haberse producido una tragedia", explica el presidente, que pide "más iniciativa" al Consistorio y "una actitud más responsable, dado el peligro del que estamos hablando".

Esta barriada es orográficamente compleja, donde abundan las pendientes y en las que muchas de las calles el doble sentido a veces se hace una misión más que compleja. El peligro que arguye Oyonarte se acentúa si cabe más teniendo en cuenta que Las Colinas tiene uno de los índices de natalidad más altos del municipio.

Por tanto, desde la asociación piden el vallado de las parcelas de manera urgente, además del mantenimiento de las mismas para evitar los dos grandes peligros que planean en el barrio, como son los incendios y cerrar esas zonas si edificar que por sus características se erigen como muy peligrosas para sus vecinos.

El último caso se quedó en un conato de incendio sobre una parcela abandonada de la calle Espejo del Mar, que no llegó a más gracias a la rápida actuación de Protección Civil y Policía Local durante el pasado lunes 1 de septiembre.

Las causas del conato de incendio apuntan a una colilla mal apagada y al riesgo de los matorrales , que "se repiten en las numerosas parcelas abandonadas, por tanto, esto se podía haber evitado si no existiera la dejación en funciones municipales en el barrio como venimos denunciando en los últimos tres años, donde el Ayuntamiento abre expedientes a todos los promotores propietarios de las mismas y donde siempre achacan la lentitud al proceso burocrático de estos tramites", explica Juan Carlos Oyonarte. La Asociación pide la actuación inmediata como responsable subsidiario y que corra con los costes reclamando judicialmente dicho importe a los promotores propietarios sí procede, "porque no hay ni una sola calle del barrio que tenga problemas con alguna parcela", subraya el presidente de la Asociación de Vecinos del barrio.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios