Almería

El viento vuelve a tumbar tramos del vallado del Recinto Ferial de Almería

  • Otra vez el perímetro es vencido por las rachas y, de nuevo, pendiente de reparación

Vallas del recinto ferial derribadas por el viento

Vallas del recinto ferial derribadas por el viento

La fuerza del viento ha hecho de nuevo de las suyas en uno de los puntos débiles de la capital que, cada vez que soplan rachas, muestra su debilidad. El perímetro de seguridad del recinto ferial, en la Vega de Acá, presenta otra vez parte de su vallado tumbado en el suelo y a la espera de que el Ayuntamiento proceda, también una vez más, a su reparación.

El vallado del recinto ferial de la Vega de Acá es uno de los talones de Aquiles de Almería en los días en los que la fuerza de Eolo es extremada. De nuevo, trozos de las vallas se encuentran desde hace semanas tendidos sobre el parterre interior del que también es utilizado como parque y espacio libre para el desarrollo de actividades, cuando la pandemia lo está permitiendo.

La zona en esta ocasión más afectada corresponde a las vallas situadas en las proximidades del Club de Natación. El Ayuntamiento es conocedor de los actuales destrozos que presenta el vallado también en otros puntos y hay partes cursados tanto en el área de Sostenibilidad Ambiental como en la de Servicios Municipales, ya que, desde ambas concejalías, se ha intervenido en ocasiones anteriores. La intención, según las explicaciones aportadas desde el Consistorio, es proceder a un arreglo provisional mientras se arbitra una partida y contrato de reparación, que conlleva sus trámites administrativos y, por ende, tiempo.

Como ya se apuntara con anterioridad, el del Real de la Feria es un vallado especial sin exceso de dureza, ya que está ideado para que, en caso de emergencias, no presente la resistencia de un muro y pueda ser, precisamente, tumbado con facilidad por las Fuerzas de Seguridad y permitir la evacuación rápida de personas.

El pasado verano se llevó a cabo una actuación de puesta a punto del recinto ferial, que incluía la reparación de las vallas perimetrales, a la que el Ayuntamiento de Almería le dedicó un gasto de 50.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios