UD Almería-Zaragoza | Crónica

Alegría ante uno de los aspirantes (2-1)

  • Los tantos de Grippo en propia puerta y de José Corpas valen la victoria a los rojiblancos ante el Zaragoza.

Un lance del partido. Un lance del partido.

Un lance del partido. / Javier Alonso

José Corpás dio en el minuto 88  el triunfo al Almería ante el Zaragoza, que no hizo un mal partido, pero que no estuvo acertado en las ocasiones que tuvo.

Ganó el Almería porque puso más fe para hacerlo en la recta final del partido. Hasta ese momento, el duelo fue equilibrado, con alternancias en cuanto al dominio, con el Almería siendo dueño en el comienzo y en el final. Entre medias, el Zaragoza controló el balón, pero no tuvo acierto en el disparo.

En la segunda mitad llegaron los goles. Grippo marcó en propia puerta cuando el Almería empezaba a empujar (minuto 64). El gol no lo maduró el equipo de Fran Fernández y el Zaragoza empató cuando mejor le venía por medio de Lasure (minuto 66).

Sin embargo, dio por bueno el empate cuando vio que era difícil llegar a la victoria. Y el error lo aprovechó el Almería para marcar en el minuto 88 por medio de José Corpas.

Almería y Real Zaragoza disputaron una primera parte muy igualada en la que hubo alternancia en el dominio, con un equipo local que fue dueño en los primeros minutos, aunque falto de acierto en el último pase y sin oportunidades de gol.

Cumplido el primer cuarto de hora, el conjunto zaragocista se hizo dueño del duelo, con aproximaciones, llegadas y disparos que no cuajaron, pero que sí metieron el miedo en el cuerpo a los rojiblancos.

Los diez últimos minutos fueron para la UD Almería, que ganó en confianza y provocó que el conjunto de Imanol Idiakez quisiera menos movimientos en el balón.

En la segunda parte, el Real Zaragoza se acercó al área rojiblanca, aunque la anticipación rojiblanca en defensa impidió el disparo final. El Almería mejoró con la entrada de Chema Núñez, clave en la creación.

Con empate a uno en el marcador, el Zaragoza se centró más en no perder que en ganar. El Almería hizo todo lo contrario. Ganó duelos individuales y el último, en el 88, le permitió sumar la victoria en una gran acción entre Chema Núñez -su aparición fue clave- y José Corpas, que finalizó con un derechazo duro que terminó dando los tres puntos a quien más pensó en lograrlos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios