LaLiga 1|2|3

Un Almería incapaz de ganar cae en descenso (0-0)

  • Los albirrojos ven de cerca el pozo de la Segunda B tras empatar a cero en casa ante un rival directo

  • El árbitro anuló dos tantos legales, uno para cada equipo

  • El Alcorcón se topó en tres ocasiones con el palo

El Almería fue incapaz de batir a Casto. El Almería fue incapaz de batir a Casto.

El Almería fue incapaz de batir a Casto. / Javier Alonso

Almería y Alcorcón empataron este domingo sin goles, pero con dos mal anulados, uno por cada lado, y llegarán a la última jornada sin certificar la permanencia en Segunda; los almerienses, incluso, metidos en puestos de descenso.

Al Estadio de los Juegos Mediterráneos volvía una de esas tardes de transistor y calculadora. El Almería, para certificar su permanencia, debía ganar su partido y esperar que entre tres factores se diera al menos uno: que la Cultural Leonesa no ganara o perdieran Gimnástic de Tarragona o Córdoba. No se dio ninguno de ellos. El Alcorcón, cuyas cuentas pasan por los 50 puntos, solo pudo llevarse uno.

La primera mitad tuvo muy poco de fútbol, siendo el Almería el que tuvo algo más de iniciativa en la búsqueda de su objetivo, sobre todo en la recta final. Motta, en un disparo escorado, protagonizó el primer aviso de los locales.

Pudo adelantarse el equipo almeriense en el minuto 28, pero no lo hizo por un grave error del asistente, que anuló por fuera de juego inexistente un gol de Juan Muñoz tras un envío en profundidad de Pozo.

La tuvo también el Alcorcón, en el minuto 41 y en su único disparo entre los tres palos de la primera mitad, por medio de Bruno Gama, que se estrelló en el larguero.

Cambió el panorama en el arranque del segundo tiempo, con el Alcorcón dando un paso adelante. En la segunda jugada, a los madrileños le anularon otro gol, de nuevo de manera errónea, al interpretar el colegiado falta sobre René un choque del meta almeriense con su compañero Motta.

Álvaro Peña, que había sido quien terminó empujando el balón a la red en esa acción, protagonizaría una nueva jugada de peligro para su equipo en un disparo lejano que también golpeó en el larguero.

El Alcorcón se hizo dueño de la pelota ante un Almería cada vez más desdibujado, mucho más desde que, además, Fran Fernández sacrificara a Pozo, su mejor hombre sobre el césped, para dar entrada a Caballero y jugar con dos puntas.

Nono acarició la escuadra en otro disparo lejano y acto seguido Casto intervino ante un lanzamiento desde la frontal de Juan Muñoz. Cerca del final, Pervis Estupiñán despejó al palo en el área propia un centro de Mateo, recién entrado al terreno de juego. El marcador no se movió y Almería y Alcorcón llegarán a la última jornada todavía sin los deberes hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios